Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Exposición Individual: Marek Sobczyk - Elementos (final)

13 Noviembre 2008 hasta el 6 Diciembre 2008
  Marek Sobczyk - Elementos
Marek Sobczyk
 
  KESSLER - BATTAGLIA GALERIA DE ARTE

KESSLER - BATTAGLIA GALERIA DE ARTE
Pasaje Giner, 2 Bajo Izqda (Plaza De La Reina)
46001 Valencia
España (mapa de la ciudad)

Enviar Correo electrónico
tel +34 96 - 392 02 85
www.galeriakessler.com


Marek Sobczyk
Elementos

Del 13 de Noviembre de 2008 al 6 de Diciembre de 2008

Notas para una Biografía artística

Cuando Marek me pidió redactar una forma de biografía que reflejaría la esencia de su trayectoria artística para suplantar al insípido y administrativo currículo, me quedo un largo tiempo pensativo. No por falta de información, conozco Marek desde su participación al grupo Henri Héraut donde ejercía de secretario. Pensaba en la manera de redactarlo y encontrar un equilibrio entre el comentario y la propia biografía e intentar, en la medida del espacio, condensar y valorar lo que me parecía lo más importante de su pensamiento como artista y persona y a la vez, dar cuenta de su carrera seleccionando lo más relevante, compartiendo con él su aversión por los currículos en forma de banco de datos.
François Loste. Bruselas, 2007

Pintor de origen polaco y de nacionalidad francesa, Marek Sobczyk y como muchos artistas contemporáneos, se distingue por un itinerario cosmopolita y abierto sobre diferentes disciplinas (El mural, la escenografía, la escritura, el dibujo, la pintura...) con la característica de un esfuerzo de sintetización estructural que le lleva esencialmente a investigar los diferentes polos de nuestra realidad: Naturaleza y Cuerpo.

Quizás, por el motivo de su interés por la ciencia y la filosofía, Marek hace parte de estos artistas polifacético, para quien el arte no puede ser restringido a conceptos estéticos o estilísticos. Considerando el soporte no solamente por su expresividad si no también y sobre todo como un espacio de pensamiento y de aproximación, investiga a la manera de un labrador, desbrozando en el origen hasta poder arrimar en el espacio. Es sin duda la razón por la cual su trabajo parece llegar del fundamento universal que germina detrás de toda realidad y de toda experiencia.
La mayoría de las veces, deliberadamente instalado en las "limitaciones de su dominio", la imagen parece participar de realidades invisibles para introducirnos en el sentimiento de la materia. No es para nada y es muy significativo que Marek emplee los términos –Cuerpo y encarnación– hablando de la pintura. Muy sensibilizado por la relación –intuición y revelación o pensamiento (indirecto)– encuentra en la tradición del icono una relación al espacio y a lo visible muy sugerentes de sus propias inquietudes. El icono retiene para devolver la imagen como signo y participación espiritual que se une al mundo material.

Resaltando las conducciones de energía que somete la forma a una permanente desestabilización, su trabajo representa una constante tentativa de elevar, de lo invisible, el cuerpo de una organización para someterla a nuestra propia conciencia de lo real. Tomando deliberadamente el partido frontal de la pintura, Marek Sobczyk sitúa y tensa la expansión de lo real para interrogar y desestabilizar la condición sedentaria de la imagen que, según sus términos, expresa

Cada pincelada o capa de color conducen a un movimiento que envuelve y rebata al anterior dando consistencia a la coherencia de un territorio. Con una potente fuerza de expresión y de adherencia el pintor condensa "una memoria", una "estación", una luz, un rostro, una huella, que es sin evocarnos la invocación de una oración.

Durante mucho tiempo Marek Sobczyk considera su trabajo como un aprendizaje rehuyendo someterse demasiado pronto a la "batalla" de las exposiciones. Fuertemente interesado por las tradiciones murales, pasa años y de manera autodicta a estudiar y experimentar, adquiriendo de esta forma un sólido dominio técnico. Paralelamente se interesa por los "Primitivos" así como a la función temporal, reflexiva y expresiva del color, lo que dio lugar a frecuentes temporadas en Flandes y Alemania. Esta relación dejara en él una profunda impresión.
Instalado en Paris, obtiene en 1979 una beca de estudios de pintura de la Academia de Bellas Artes de Paris.
Participa al Grupo Henri Héraut con el cual expone al Museo de Luxemburgo y durante algunos años al Grand Palais de Paris.
Durante los años 1980 et 81 vuelve en Polonia donde expone y se asocia al dinamismo del movimiento "Solidaridad"participando en diferentes debates políticos y culturales.
En 1982 realiza su primera importante decoración mural en la Capilla Notre Dame des Vaux para los huérfanos de Auteuil en Francia. Una tela de 18 metros de largo sobre 6 de alto que sintetiza, en un lenguaje poético y monumental, el mensaje evangélico.
Invitado para la Fundación Georges Cziffra y por la ciudad de Nancy, expone una serie de cuadros de gran tamaño, no exentos de un simbolismo, donde aflora la influencia del "Lubok"(imaginaria popular rusa) por el cual Marek tenia especial interés y alrededor del cual había intentando agruparse con diferentes compañeros durante sus viajes en Polonia y Alemania.

En 1983 realiza su primera escenografía con el "Pantagruélica Teatro" sobre un texto y puesta en escena de Krystia Mova.
El mismo año, es llamado para restaurar los frescos de Maurice Le Scouëzec en la capilla San Rocco en Pont d’Ouilly y en plena "Suiza normanda". Le ofrecen realizar a la técnica tradicional del fresco el muro del altar y el de la puerta oeste. Una experiencia física que le dejaría exhausto.

En 1984 y sobre un proyecto de estudio, obtiene una beca del Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia. Durante ocho meses reside en Venecia. Termina su estancia en Nápoles estudiando el sitio de Pompeya que despierta en él una vibrante emoción y que le somete al problema de la frontalidad sobre el cual no cesa de reflexionar hasta hoy.
A su vuelta en Francia le llaman para trabajar en la Casa de la Cultura de Rennes en el marco de una coproducción Franco-Alemana, sobre la escenografía del TITANIC. Un opera contemporánea de Wilheim Dieter Siebert para la cual realiza una serie de telas de gran tamaño.
Sigue con el Festival de Hédé encargado de la decoración y de la ambientación de la ciudad. Secundado por Claire Durand utiliza 500 m2 de telas y más de 800 kilos de pinturas, recubriendo techos, muros y hasta la torre de un castillo de agua.
Con ofertas en Alemania para seguir trabajando en la escenografía, Marek Sobczyk decide romper con la actividad escénica y consagrarse a su pintura.
Atraversa dos años de soledad y de dificultades hasta estar invitado por Georges Cheyssial, miembro de la Academia Francesa, en la Fundación Dufresnes donde de 1987 hasta 1989 dispone de un taller durante varios meses al año.

Es un tiempo prolífico durante el cual su trabajo experimenta una rápida evolución. Cuestionando cada vez más la realidad, empieza una profunda investigación sobre las fuentes de la forma: Geometría, sombra, luz, energía y sobre los problemas de la percepción que le lleva a reflexionar sobre el pensamiento antroposófico. A la vez vuelve a exponer: Palacio de congresos de la Grande Motte (Montpellier), Centro Internacional Maurice Ravel (Paris), Casa de la cultura de la Garennes Colombe y en la Galería Taylor.

En 1990 se relaciona con el pintor holandés Robert Hogervorst. Comparte su tiempo entre Paris y Holanda donde abre un taller al norte de Alkmaar. Sobre el plan intelectual es una época rica en intercambios y de intensa colaboración que culminara con una exposición común y el ambicioso proyecto de elaboración de una revista Europea con la meta de concentrar alrededor del ámbito plástico y poético las diferentes ramas del pensamiento: Filosofía, ciencia, ciencia política... Proyecto que da lugar a numerosas conferencias y encuentros en diferentes lugares de Europa.

En 1991 vuelve a la escenografía con "La mangeuse de crottes" de Jean Gabriel Normann con el Teatro de lo Invisible. Montelimar, Aurillac; Niza y realiza un amplio mural para la casa de Hélène Ghermann Duluc.

En 1993 expone en Estocolmo y invitado por Krystia Mova, trabaja sobre la escenografía de Monsieur la Fontaine y Joanna representada en el Teatro Lucernaire en Paris.
Este mismo año hace un viaje a Islandia donde sobre el motivo realiza una serie de estudios casi geológico sobre el problema de la reorganización (remembrement) de la forma en el concepto paisajística y que continua en su taller hasta la invitación, en 1994, de la Fundación Noesis de Barcelona.

Instalado en Calaceite (Teruel), trabaja durante algunos meses sobre el tema del olivo. Trabajo que persiste durante más de dos años en Valencia donde instala su taller en 1995.

Marek Sobczyk explica en la memoria de esta realización cuerpo del olivo-Memoria del cuerpo editado por Publitrade y bajo el cual se presenta en 1996 las exposiciones en Barcelona y en el Instituto Francés de Sevilla: << La emoción que dio principio a este trabajo encuentra su fuente en la relación estoica entre el seco de una masa atormentada, levantada y enraizada en el pedestal terroso, con la bolsa aceitosa de un cuerpo movedizo en vía de expansión. >>
Esta investigación marca sin duda a lugar un giro en la evolución expresiva y conceptual del pintor. Culmina el trabajo geológico y morfológico anterior para dar cuenta de la memoria y del transporte de las energías. Anticipa también el amplio trabajo sobre el cuerpo que emprende bajo una concepción totémica.

En 1997, después de una exposición en el Palacio de la Música de Valencia y bajo el titulo Espíritu de forma, tiene lugar en Italia la primera exposición de carácter antológico del pintor al Museo Cívico Della Torre en Treviglio, con más de cincuenta obras.
En 1998 esta invitado por el Instituto Francés de Valencia y por el Centro Cultural de Arte Contemporáneo de Saint Lizier donde presenta, con el pintor Rafael Calduch, la exposición del "Silencio a la voz" patrocinada por la comunidad valenciana y el ministro de la cultura francesa.

En 1999 y 2000 expone en la Galería del Palau, Valencia. Exposición itinerante por las comunidades de Valencia, Murcia y Aragón.

En 2001 Las ediciones Engloba publica en una edición bilingüe, ilustrada y numerada, el poemario "Ruido de cuerpo" que, con un sabor "baudelairiano", nos sumerge en el universo metafórico de los sentidos.

2002 Exposición coacción de luz (obras sobre papel), Museo d´Art contemporani de Elche. España.
En 2003 Marek instala su taller en Madrid y esta invitado por el Festival de Arte Contemporáneo "Arte en las Capillas" en Bretaña donde para la Capilla San Tugdual construye un conjunto pictórico basado sobre la huella, el cuerpo, la piel.

En 2005 presenta en la galería Amparo Gámir de Madrid "Máquinas mutantes" que proyecta una mirada irónica (o no) sobre el tema de la vanidad. Dibujos, pinturas, colages.

En 2006, en la galería Biondetta de Madrid y bajo el titulo "Labranzas, una mirada sobre un camino" expone una serie de pinturas al óleo donde predomina la idea totémica del cuerpo sobre la cual Marek lleva trabajando durante los últimos años.

2007 Exposición "Calor de otoño". Galería Biondetta, Madrid. Una proposición que tiene por origen el recogimiento de las energías. Cada pintura representando une suerte de estación temporal.

  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales