Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Brillantes bolas de billar




Yellow Curve, Cedric Christie, courtesy Rocket Gallery


Artfacts.Net tuvo la oportunidad de conocer a Cedric Christie por primera vez en Art Forum, Berlín. Allí representaba a la galería londinense Rocket Gallery. Nos surprendió su historia, sus vivencias, y lo que de ellas surge. Mientras estábamos en la feria de arte de Londres, Frieze Art Fair, pensamos que seria una buena idea ponernos una ves mas en contacto con Cedric. Nunca pensamos en lo bien que seriamos recibidos por el artista mismo.
Cedric Christie nació en 1962 en Londres. Aún vive ahí; su base se encuentra en Hackney, precisamente en la parte baja, Hoxton. Esa área desde hace años se ha convertido en un centro artístico. Aún así imaginar a Christie en Hoxton es algo engañoso. Uno podría pensar que a él siempre la había fascinado lo llamativo del lugar. No es así.
Christie era soldador. Y estaba en paz con eso. Trabajaba con autos; alguien, que como él trabaja en ese sector, sabe lo que se necesita para realmente satisfacer a un cliente: un trabajo absolutamente perfecto. Así que no debería de sorprender, que en un paseo con su novia por las galerías de arte de Hoxton, Christie se diera cuenta del mal trabajo de soldadura en una obra de metal encontrada en un café-galería. Ese acontecer lo hizo pensar y de inmediato se puso a trabajar.





Station of the Cross (installation), Cedric Christie, photo by Jonathan Stephenson, courtesy Rocket Gallery


Los resultados ya se conocen en la escena internacional del arte. Esculturas de bolas de billar, retratos monocromáticos en aluminio, ladrillos con frases gravadas, postes y abrazaderas de andamios sólo son parte del trabajo artístico hasta ahora producido por Christie. Trabaja con materiales que conoce de su profesión anterior; magistralmente trabaja con sus formas, selecciona los colores y adecuadamente los combina para alcanzar objetos abstractos extremadamente poderosos. Todos son trabajos llenos de ingenio, que probablemente expresan su actitud hacia el mundo del arte, un mundo que recientemente comenzó a ser suyo.
Christie, amablemente, nos llevo a su estudio. Un lugar donde reina la paz. Ahí, encontramos algunas de sus viejas obras y parte de lo que nos atrevemos a pensar que son nuevas. Luces de neón nos llamaron la atención. Las luces recordaron el trabajo de Dan Flavin. Sin embargo a diferencia de Flavin, quien jugaba directamente con colores sobre los tubos fluorescentes y con el encendido y apagado de las luces, las luces de neón de Christie no pueden ser conectadas y lo que esta coloreado son los fondos que las sostienen. Le preguntamos, que es lo que hace para estar al tanto sbore el mundo del arte ya que todos los días periodistas comparan su arte con el de alguien más. Respondió que intenta atender a cuanta exposición puede, no solamente para observar, sino que también para aprender.





Station of the Cross (installation, detail), Cedric Christie, photo by Jonathan Stephenson, courtesy Rocket Gallery


Después, nos llevo a su 'espacio para pensar.' Es una iglesia, la típica contracción inglesa, de grandes ladrillos, esquinas sucias por la contaminación y humedad tan común en Londres. Pudimos entrar porque él tiene llave. Cuando la puerta principal se abrió nos dieron la bienvenida cruces, casi del tamaño de un ser humano y fabricadas con brillantes bolas de billar. Colgaban de las paredes perimetrales de la iglesia. Principalmente constituidas por bolas blancas y con algunos detalles en rojo, Christie crea un ritmo con las cruces en el espacio de la iglesia que termina repentinamente con una cruz fabricada completamente con bolas rojas. Ni hizo falta preguntar, la instalación es suya. Tenía grandes planes para ella, sin embargo ahí la dejó permanentemente. La diócesis de la iglesia no puede pagar pero eso no parece molestar a Christie. Para Christie, el mejor pago sería -en algunos años- poder darles la llave a sus hijos también.
Nuestro día con Cedric Christie estaba por terminar. Por fin nos atrevimos a preguntarle algo difícil: ¿qué pasaría si el mundo del arte dejara de interesarse de sus obras? Aparentemente, la prergunta no era tan difícil para él. Simplemente regresaría a su antigua profesión. Soldador.

www.rocketgallery.com (próximamente)

Texto: M. Cecchinato
E-mail: micaela@artfacts.net
Traducción: G. Rivero
E-mail: guillermo@artfacts.net
  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales