Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Venecia y el arte contemporáneo: ¿existe algo más que la Bienal?

Sin lugar a dudas, la Bienal de Venecia es uno de los acontecimientos más relevantes dentro del ámbito artístico a nivel mundial. Sin embargo, la ciudad parece haberse convertido tristemente en tan sólo un elegante escenario destinado a utilizarse cada dos años. ¿Es posible que la ciudad que ha sido sede de 50 ediciones de un evento como la Bienal no ofrezca más posibilidades para el arte moderno o contemporáneo durante el resto del año?. Para aquéllos que trabajan en este campo, Venecia no es ningún lecho de rosas, ya que sus habitantes no conforman su público. En Venecia y sus alrededores el interés por las formas de cultura contemporáneas es escaso, se ahoga en su propio conservadurismo y es incapaz de liberarse de su ‘campanilismo’ (es decir, nada que provenga del extranjero, y por 'extranjero' se entiende incluso otras regiones italianas, puede ser comparado al glorioso pasado de Venecia). Quien conoce la ciudad un poco mejor, ya habrá descubierto que existe un pequeño panorama artístico, decididamente asentado allí, que con gran esfuerzo lucha por darse a conocer. Dicha escena ofrece nuevas formas de cultura y bellos espacios, los cuales, en su peculiar modo, encajan perfectamente en la ciudad.


La Galleria · Venezia





Dorothea van der Koelen en la inauguración de su galería en Venecia. Cortesía de La Galleria · Venezia


Se trata probablemente del 'white cube' veneciano. Esa es la impresión que inevitablente tendrá cuando la brillante luz de esta elegante galería le sorprenda en un rincón típico y oscuro de la ciudad (muy cercano a la recientemente reinaugurada ópera, La Fenice). La galería es bastante espaciosa y otorga una gran importancia a las publicaciones, con una sección dedicada por completo a ellas, más una enorme estantería donde se exponen los catálogos de los artistas representados por esta galería; la mayoría de las publicaciones son editadas por una compañía dirigida por la propia galería, Chorus Verlag. La creadora de este hermoso espacio es Dorothea van der Koelen, una galerista alemana, dueña de otras dos exitosas galerías en Mainz (Alemania). Gracias al arte, esta la galerista ha recorrido todo el mundo y conocido muchas ciudades. Cada una de ellas le interesó, pero Venecia le impactó profundamente, y a partir de ese momento soñó con abrir una galería en esta ciudad. Su sueño se convirtió en realidad tres años más tarde. Al preguntarle por las reacciones de los venecianos a semejante espacio, nos respondió que resutaba casi divertida la forma en que muchos de ellos se asomaban a las ventanas tratando de comprender lo que allí veían, hecho que no le ha perturbado en absoluto. Actualmente la galería parece haber pasado a formar parte de la estructura veneciana.


Spiazzi





La superficie de Spiazzi; ciertamente un enorme ‘claro’ en Venecia. Cortesía de Spiazzi

'Spiazzi' significa 'claro', y resulta un nombre particularmente representativo, ya que se trata de un lugar de dimensiones excepcionales para el denso laberinto de Venecia: 250 m² repartidos entre un espacio para exposiciones de 80 m², un laboratorio para escultura, otro para fotografía en blanco y negro, y un espacio abierto para el trabajo artesanal. La inauguración en diciembre presentó una característica bastante común en otras ciudades europeas, pero no en Venecia: la heterogeneidad del público asistente. Y este hecho describe en gran medida la intención de esta joven asociación cultural, que pretende convertirse en un punto de encuentro para todos los amantes del arte. Pero ahí no termina la cosa. Las doce personas que crearon Spiazzi - las cuales poseen trayectorias muy diferentes, pero comparten un profundo amor por el arte y el trabajo artesanal- concibieron este espacio como abierto para todo aquél que desee exponer su arte en Venecia. Por esta razón, la asociación ofrece no sólo el propio espacio físico, sino también toda una gama de servicios necesarios para organizar una exposición, desde la gestión de prensa hasta la logística (tarea complicada en la laguna). Spiazzi se encuentra precisamente junto al famoso Arsenale, según cuentan, un área de la ciudad muy frecuentada durante la Bienal, pero, desgraciadamente, casi olvidada durante el resto del año, aun siendo probablemente una de las zonas más animadas de Venecia.


Nuova Icona





Interior de la Galería de Nuova Icona. Cortesía de Nuova Icona


Otra seria tentativa de traer aire fresco y contemporáneo a Venecia es Nuova Icona. Esta asociación cultural sin ánimo de lucro fue fundada en 1993 y se centra en las artes visuales y de performance contemporáneas. Invierte todos sus recursos en obras de artistas participantes en exposiciones itinerantes organizadas por dicha asociación, o que tienen lugar en sus espacios para exposiciones permanentes: la Galería de Nuova Icona y el provocador, pero fascinante, Oratorio di San Ludovico. Como se explica en su completa página web, el objetivo de la asociación es ‘involucrar a la propia ciudad en los proyectos de los artistas y considerar su sensacional patrimonio artístico una fuente espiritual para nuevas producciones’. Además Nuova Icona tiene proyectos itinerantes como el ‘museometropolitano’, que trata de compensar la falta de un museo de arte contemporáneo en Venecia, encargando a activos artistas internacionales nuevos trabajos o instalaciones, para edificios o espacios al aire libre, en la ciudad o en otros enclaves.


Centro Culturale Candiani





Ca' Pesaro que, junto con el Centro Culturale Candiani, es uno de los dos espacios dedicados al arte dirigidos por el Ayuntamiento de Venecia.
Cortesía de Comune di Venezia



Una ciudad como Venecia necesita una cantidad ilimitada de dinero para seguir funcionando. No se trata solamente de la restauración y mantenimiento de su patrimonio único, sino de cuestiones básicas, necesidades físicas de una ciudad extremadamente delicada, donde casi todo cuenta ya con un mínimo de cien años de antigüedad. Resulta difícil creer que en tales circunstancias el Ayuntamiento de Venecia pudiera invertir en arte contemporáneo. Sin embargo, e incluso teniendo esas prioridades, el Ayuntamiento de Venecia hace décadas ya se dio cuenta de que un glorioso pasado no significa necesariamente un futuro cultural brillante. El proyecto financiado se remonta a 1979, pero su fruto se inauguró hace pocos años, porque encontró, y la situación todavía no ha cambiado, muchas críticas por parte de los propios habitantes. Denominado Centro Culturale Candiani, no se encuentra sobre la misma isla, sino en Mestre, una ciudad con un fuerte pasado industrial, literalmente un puente más alejada de Venecia. El centro cultural debía convertirse en un espacio para nuevas formas de cultura. Dispone de salas idóneas para exposiciones, y otras instalaciones para conciertos, teatro, cine y los nuevos medios. No obstante, es posible darse una vuelta durante las primeras horas y no encontrarse a nadie. Supuesta y tristemente, el ayuntamiento está tratando de salirse del proyecto vendiéndolo a manos privadas.


Las instituciones bien establecidas





Palazzo Venier dei Leoni, el que una vez fue residencia de Peggy Guggenheim, y actualmente alberga un museo donde se expone su colección. Cortesía de la Fundación Solomon R. Guggenheim


El Ayuntamiento también dirige Ca' Pesaro, una galería de arte moderno situada en un palacio barroco junto al Gran Canal. Tras muchos años de restauración, se ha vuelto a inaugurar, para ofrecer al público las obras maestras de los artistas europeos de los siglos XVIII, XIX y XX como por ejemplo: Boccioni, Chagall, de Chirico, Ernst, Kandinsky, Klimt, Miró, Moore o Morandi. Parece funcionar bien, probablemente porque el arte moderno supone moverse sobre un terreno seguro.
Sin lugar a dudas, el museo de arte moderno por excelencia en Venecia es el
Peggy Guggenheim. La excéntrica coleccionista de arte se trasladó a Venecia en los años 40, compró un palacio sin terminar frente al Gran Canal, el cual pasó a ser su hogar, y sacudió la escena artística de la pequeña ciudad. Después de su muerte, la Fundación Solomon R. Guggenheim transformó su lugar de residencia en un museo, donde se expone su colección privada. Y, todo queda en familia, se rumorea que la Fundación ya ha comprado una llamativa parcela de la isla, llamada ‘Punta della Dogana’, donde se espera que se construya el próximo Museo Guggenheim.


‘La otra’ escena





Detalles de la inauguración del Jam Club en Venecia. Fotos de Jens Lüstraeten


¿Por dónde salen los jóvenes afines al arte? Probablemente disfruten de su tiempo libre en un ‘bacaro’ (típico bar veneciano donde se pueden degustar buen vino y aperitivos caseros), o asimismo por el Campo Santa Margherita, un área a rebosar de estudiantes y artistas. Imagina, el primer café-galería de la ciudad, se inauguró hace poco tiempo. Su aspecto de ‘white cube’ se ha convertido ya en un signo distintivo de la zona, aunque por desgracia atrae únicamente a un público bastante homogéneo. Pero eso no impide que se trate de un lugar fabuloso para ponerse al día sobre lo que ocurre en el panorama artístico en Venecia, gracias a los numerosos programas e invitaciones repartidos por todo el café.
Existe otro local llamado Jam Club, situado también en Mestre, no en la propia isla (es casi imposible abrir un lugar de estas características en la delicada Venecia). El club, decorado de forma minimalista en negro, rojo y blanco, a lo que se añaden curiosos detalles de los años 70, es bastante conocido por su programa musical, que abarca desde el indie (sonidos independientes) hasta la música experimental en vivo. Los jóvenes propietarios (entre los que se encuentra un antiguo alumno de la Academia de Bellas Artes de Venecia) decidieron ampliar su oferta incluyendo cine alternativo y vídeo-instalaciones interactivas, un domingo al mes. El primer día de esta serie estuvo dedicado al tema ‘trabajo’. Se presentó la primera película de Tinto Bras: ‘Chi lavora è perduto’, que constituye una excepción a la línea seguida por este director (un largometraje en blanco y negro sobre las dudas de un hombre joven, que debe decidir entre un trabajo seguro o sus verdaderos intereses). También se expuso una tienda de campaña en la que se había instalado una cámara de vídeo. Se invitaba a la gente a pasar a su interior y contar cuál sería su trabajo ideal. Las imágenes de la persona hablando se proyectaban en una enorme pantalla en el exterior, donde el resto de los espectadores podía contemplarlas como continuación de la película que acababa de ver.




www.artfacts.net/dvanderkoelen
digilander.libero.it/spiazzi (página web de Spiazzi)
www.nuovaicona.org (página web de Nuova Icona)
www.comune.venezia.it/candiani/ (página web del Centro Culturale Candiani)
http://www.veneziacultura.it/museo1.asp?IDmuseo=30 (página web dedicada a Ca' Pesaro)
www.guggenheim-venice.it (página web de la Colección Peggy Guggenheim, Venecia)
www.jamclubvenice.com (página web de Jam Club Venice)

Texto: M. Cecchinato
E-mail: micaela@artfacts.net
Traducción: Patricia Blasco
E-mail: patricia@artfacts.net
  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales