Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

El fantasma de la Bienal de París




Cena para ocho personas
Frederic Dumond (Francia)
©Biennale de Paris

Cualquier parecido entre la Biennale de Paris 2004 y el resto de las bienales oficiales es puramente casual. El fantasma de la Bienal reclama su lugar en el mundo del arte. El 15 de marzo fue el último día de apertura al público, y parece ser que éste apenas había percibido su existencia.

El hecho de que la Bienal tuviera lugar en la capital de Francia podría haber deslumbrado a gran parte de instituciones y artistas. Las expectativas eran enormes, pero la escasa financiación la convirtió en un acontecimiento un tanto decepcionante, provocando incluso la retirada de numerosos artistas e instituciones, los cuales cancelaron su participación en dicha bienal.

Analizando las posibles causas de una publicidad tan infructuosa, todo conduce a que no había nada oficial detrás de este evento. El comisario, un artista llamado Alexander Gurita, no era precisamente un comisario de renombre seleccionado dentro la cúpula del ámbito cultural, como generalmente ocurre con esta clase de acontecimientos artísticos.



Biomod
Aurelio Vincente(España)
©Biennale de Paris

El propósito de la Bienal era proporcionar oportunidades para la reflexión y toma de conciencia sobre las formas de arte de nuestros días. El objetivo a lograr: la liberación del arte de la arrolladora estética actual, las obras inmateriales y las vanguardias. Se presentaron formas de arte poco convencionales, dependiendo de la variada naturaleza de los proyectos: una discusión, una proyección de vídeo, un punto de encuentro, una conversación cara a cara, un juego, una fiesta de última hora, un picnic, una cena de caridad, el intercambio de ideas que dan lugar a nuevos conceptos.... El público podía interactuar en los diferentes proyectos, convirtiéndose así en el resultado final de la obra de arte.

La intención del evento era probablemente buena, pero, ¿puede realmente un artista solo organizar una muestra con un nombre tan pretencioso como la Biennale de Paris?. En los últimos años el Ministerio de Cultura francés y el municipio de París, responsable del apoyo financiero regional al arte contemporáneo en toda Francia, trasladó la bienal oficial francesa de París a Lyon, adquiriendo el nuevo nombre de la Biennale de Lyon. Como resultado de la descentralización en Francia, el artista Alexander Gurita aprovechó esta gran oportunidad comprando los derechos del nombre la Biennale de Paris. Como era de esperar, inmediatamente surgió el conflicto con casi todas las instituciones oficiales, entre ellas, el Ministerio de Cultura.




Ésta es una producción de pintura
Bernard Brunon (EE.UU.)
Yvon Nouzille (Francia)
©Biennale de Paris

Esta historia resulta también entretenida, ya que una especie de héroe osó a enfrentarse a las altas esferas parisinas, tan poco populares entre la población. Por ello, el movimiento de Alexander Gurita fue aparentemente bien recibido entre algunas personas, la mayoría artistas, por supuesto. Una de las consecuencias más graves es que el Ministerio de Cultura francés y numerosas instancias oficiales rechazaron cualquier tipo de contacto o apoyo a la organización de la Bienal, mientras Alexander Gurita mantuviese el nombre de la Biennale de Paris como propiedad privada.

Un espacio público inapropiado, más la pobreza de medios y a nivel organizativo, hicieron que locales potenciales cerraran sus puertas a este evento. La buena intención de los proyectos no importó; la falta de ayuda financiera produjo un perfil perjudicial para los artistas.

La aventura de un individuo puede causar daños de diferente índole e inevitablemente poner en peligro la carrera de muchos artistas; aunque quien apoyó a Alexander Gurita hasta el final fuera consciente de ello y actuara fiel a sus ideas, evidentemente no abiertas a debate.

www.biennaledeparis.org

Texto: Marzia Belvisi
E-Mail: marzia@artfacts.net
Traducción: Patricia Blasco
E-Mail: patricia@artfacts.net
  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales