Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

¡Sigamos el ejemplo holandés!

Amsterdam es una capital dotada de un atractivo singular, provinciana y cosmopolita a la vez. Ofrece una cálida bienvenida a sus visitantes y una orientación juvenil excepcional. Para muchos, sin embargo, se asocia a galerías de arte contemporáneo y museos de renombre internacional, como el Rijksmuseum, con su extraordinaria colección de pintura holandesa del s.XVII (Rembrandt, Vermeer, Franz Hals, Breitner), el Stedelijk Museum of Modern Art y el Van Gogh Museum. La tradición democrática de esta nación, caracterizada por su tolerancia, es el producto de una intensa organización social que alcanza cualquier aspecto del gobierno, grupos de interés y relaciones humanas. Los Países Bajos están abiertos a influencias extranjeras, y apoyan innumerables proyectos culturales a nivel nacional e internacional.
No es casualidad que los Países Bajos sean considerados una plataforma social y cultural para el arte: alrededor del 20% de la financiación a las artes proviene directamente de sus principales compañías (Philip Electronics, Shell, Heineken, grupos bancarios como ABN AMRO, Rabobank y Fortis, por citar algunos ejemplos). Contribuyen con millones de euros, tanto como patrocinadores directos como a través de fondos especiales. Según la revista Sponsor, se invierten anualmente cerca de 80 millones de euros en la financiación del arte, convirtiendo a este país en un inversor en arte y promotor internacional.

Paisaje de Donostia-San Sebastián, España
Logo
Uno de los resultados de esta profunda implicación es la fundación Manifesta, con sede en Amsterdam. Este año trabajará, en colaboración con el gobierno vasco, en la quinta edición de Manifesta, una bienal de arte contemporáneo, que se inaugurará en Donostia-San Sebastián (España) el 11 de junio y permanecerá hasta el 30 de diciembre.
Manifesta es también un producto del cambio político y cultural experimentado en toda Europa tras la caída del Muro de Berlín. Su objetivo es fomentar el diálogo entre Este y Oeste, Norte y Sur (de manera que temas críticos puedan ser planteados) y dar cabida a nuevos métodos de trabajo dentro del arte. Siguiendo esta línea, los comisarios Marta Kuzma y Massimiliano Gioni eligieron Donostia-San Sebastián por su dinámico trasfondo histórico y sociopolítico. Su fuerte identidad política y cultural y su situación geográfica en el sur de Europa hacen de esta ciudad un lugar idóneo para la quinta edición de Manifesta. Parece ser que tomaron la decisión adecuada, ya que muchos artistas independientes, galerías e instituciones que transformaron la ciudad en una vibrante entidad cultural, han respondido con gran entrega en la coproducción y organización de Manifesta este año.

Quicksand
De Appel Gallery - Amsterdam Países Bajos
Otra significativa exposición holandesa, que atestigua la metamorfosis sociopolítica del mundo en una época de rápidos cambios es Quicksand en De Appeal, nuevamente en Amsterdam. El metafórico título sugiere y refleja temas como los regímenes políticos, conflictos y abuso de poder, a través de los ojos de un artista, un individuo normal y corriente, capaz, no obstante, de comunicar soluciones mediante el arte. Dieciséis artistas (dedicados a explorar los nuevos medios y la tecnología) procedentes de trece países han sido invitados. Impresionante es el único adjetivo para describir la forma en que el espacio de exposición y las pantallas han sido combinados. Entre los artistas que han participado en Quicksand merece la pena destacar los trabajos de Renauld Auguste-Dormeuil, Sulki Choi, Fikret Atay y Yael Bartana.
Las obras de Fikret Atay y Yael Bartana fueron probablemente descubiertas el pasado marzo en Berlín en BüroFriedrich, un espacio para el arte contemporáneo dirigido por el comisario Waling Boers, cuyo objetivo es reflejar y optimizar las condiciones de producción y presentación de ideas, conceptos y obras conceptuales de (jóvenes) artistas, críticos y comisarios.
Pero Quicksand no es sólo una exposición. También es un proyecto a largo plazo en colaboración con Skor, una fundación holandesa que promueve la presencia de arte contemporáneo en espacios públicos. Desde abril y durante 9 meses, se encargarán 10 obras para los espacios de De Pijp, un barrio de Amsterdam considerado el más vanguardista por su desarrollo arquitectónico, diversidad cultural y contradicción urbana. Debido al espacio los artistas implicados en el proyecto enfrentarán en sus obras desafíos sociales y las dualidades público-privado, realidad-ficción.

La exposición itinerante Reality Machine todavía en Rotterdam.
Foto: Mick
Como ya hemos visto, el arte holandés cruza fronteras fácilmente y se puede encontrar a menudo en el país vecino: Alemania. Actualmente tienen lugar en Berlín dos interesantes exposiciones: Reality Machine, en la nueva e imponente embajada holandesa, diseñada por Rem Koolhaas, y una selección de obras provocativas y conceptuales realizadas por fotógrafos contemporáneos holandeses, diseñadores de moda y diseñadores gráficos, en el Instituto Holandés de Arquitectura.
Muchos gobiernos europeos deberían prestar más atención al estilo holandés; para inspirarse y, probablemente, seguir su ejemplo.






www.riksmuseum.com
www.vangoghmuseum.com
www.stedelijk.nl
www.manifesta.es
www.deappel.nl
www.quicksand.nl
www.aec.at
www.skor.nl
www.nai.nl/realitymachines

Texto: Marzia Belvisi
E-Mail: marzia@artfacts.net
Traducción: Patricia Blasco
E-Mail: patricia@artfacts.net
  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales