Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Nuevo espacio para exposiciones: El Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York - de vuelta al origen




53rd Street facade ©TANIGUCHI, Yoshio. Model, April 2000. The Museum of Modern Art


Alfred H. Barr Jr., fundador del MoMA, decidió crear hace 75 años un espacio expositivo para obras de arte moderno en la planta 12 del centro comercial Hecks en la famosa Fifth Avenue en Manhattan. En ese entonces, a nadie se le hubiera ocurrido relacionar un espacio de consumo con un espacio para el arte. La inauguración el 9 de noviembre de 1929, justo unos días después de la bancarrota de Wall Street, contó con la presentación de obras de Seurat, Gaugin, Seurat y Van Gogh.
Hoy contamos con museos como el Guggenheim de Nueva York de Frank Lloyd Wright, el Guggenheim de Bilbao de Frank Gehry, el Museo Judío de Berlín de Libeskind y el Centre Georges Pompidou en París de Renzo Piano, espacios expositivos que son en sí mismos atracciones turísticas o mejor dicho, íconos de la arquitectura contemporánea, que a su vez funcionan también como espacios de consumo con tiendas dentro del museo, restaurantes y eventos públicos no necesariamente relacionados con el arte.
Han sido casi tres años de obras desde que el MoMA dejó su casa en Manhattan para trasladarse temporalmente a Queens y el resto del material haya estado de gira por el mundo. El MoMA regresa al lugar que lo vio crecer: Nueva York. Su último y exitoso destino ha sido Berlín, con una excelente acogida y largas horas de espera. El MoMA abrirá sus puertas el 20 de noviembre de 2004.
A diferencia de los mencionados museos-espectáculo, el arquitecto japonés Yoshio Taniguchi ha conseguido mantener la idea original del museo como espacio expositivo. El arquitecto ha tenido que lidiar con las restricciones de espacio que le ofrece el museo, ya que se encuentra entre dos transitadas calles del centro de Manhattan. El nuevo MoMA tiene el doble de espacio de exposición, del cual el segundo piso se dedicará al arte contemporáneo. Se han ampliado las salas y el jardín de esculturas. El museo es una construcción austera de seis plantas, que hasta cierto punto sigue el modelo de centro comercial propuesto por Barr, pues está construido de tal forma que prácticamente nos obliga a recorrer todo el edificio para llegar a los highlights ubicados en la última planta. A pesar de ello, el MoMA - con o sin restauración - seguirá siendo una atracción para los amantes del arte moderno y contemporáneo de todo el mundo.

www.moma.org
www.das-moma-in-berlin.de

Texto: Katerina Valdivia Bruch
  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales