Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Thomas Joshua Cooper: fotografía al límite


Thomas Joshua Cooper, Moonlight - West, Southwest - The Mid Atlantic Oce, 2004 -

Hasta el 26 de octubre de 2004 la galería Haunch of Venison (Londres) expuso Point of no return, 36 fotografías en blanco y negro del conocido paisajista americano Thomas Joshua Cooper (San Francisco, 1946), hoy profesor en la Glasgow School of Art.
Point of no return es el resultado de 15 años de búsqueda de los orígenes de la civilización en los lugares más alejados de ella y la finalización de la primera parte de un proyecto mucho más ambicioso, The Atlantic Basin Project: allí donde la inmensidad del Atlántico parece anunciar el fin del mundo, Cooper se planta con su cámara, una Alfa del siglo pasado y de 9 kilos de peso, para sacar fotografías de una sola exposición en blanco y negro, posteriormente copiadas siguiendo la técnica de la "gelatine silver print" y recubiertas de capas de selenio y clorito dorado.
Con más de 14 viajes a 12 países distintos, incluyendo Marruecos, Sudáfrica, España y Noruega, el fotógrafo explora los límites de Europa y África con el Atlántico y extrae de ellos paisajes remotos con fuerza propia, donde la luz desempeña un papel principal: gracias al uso del clorito dorado consigue los claroscuros y matices que desea para representar una imagen única en el espacio y tiempo. A la manera de Monet, Cooper fotografía un mismo lugar en momentos diferentes del día, como la serie tomada en el mar de Barent: Midnight-Freezing rain-North-The Barents sea, Freezing Fog- North-The Barents sea y Middnight Sun- North-The Barents sea.
Point of no return presenta un océano Atlántico cuyas aguas fluyen, se aclaran u oscurecen, pero que muchas veces parecen humo, o incluso llamas, creando una atmósfera espiritual única. En una entrevista con la revista Pluk, Cooper reconoce que el origen de su espiritualidad esté probablemente en la sangre Cherokee de su padre. En cambio, la tierra es sólida, tangible: las rocas, peñascos y algas adoptan una apariencia escultórica y son fotografiadas para conseguir auténticas composiciones geométricas. El artista elimina cualquier connotación salvaje del paisaje estudiando la simetría de sus planos: en cada fotografía hay un equilibrio intencionado, solamente posible tras una atenta observación de la naturaleza y un absoluto dominio de la técnica de exposición única. Conociendo al detalle el oleaje, las mareas y las corrientes del océano, Cooper se permite jugar con la línea del horizonte, alejándola o acercándola según le convenga, y con la luz, para plasmar la textura y movimiento de los elementos que fotografía en blanco y negro. De esta manera, el observador consigue sentir el calor de una puesta de sol en Gibraltar (The Pillar of Hercules-Strait of Gibraltar-Looking Towards Africa) o el frío polar del punto más septentrional de Europa (North of 80º- Looking towards Furthest North, Europe-The North Polar Sea).
Aunque el proyecto tenga sus riesgos - Cooper acabó en el hospital al intentar fotografiar el punto original del Meridiano 0 en la Isla de Hierro (Canarias)- , la originalidad de sus fotografías compensan el esfuerzo y sobre todo la lentitud que supone trabajar con la técnica de exposición única. Igual que los grandes aventureros como Colón o Magallanes, la curiosidad del artista por descubrir el más allá del océano y los confines de la civilización se manifiesta en el equilibrio entre lo físico y lo espiritual de sus obras que, vacías del movimiento humano, consiguen ese tono sublime y místico que las distingue.

Thomas Joshua Cooper: Point of no return
22 de septiembre - 26 de octubre 2004
Haunch of Venison (Londres)

Text: Andrea Rodés

haunchofvenison.com

  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales