Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

EIKON N° 51: WALTER NIEDERMAYR - Espacios cambiantes


WALTER NIEDERMAYR Secuencias de lugares #118 2004, C-Print © Walter Niedermayr

Sobre nuevos RAUMFOLGEN de Walter Niedermayr
Carl Aigner

Cuando la edición especial Eikon de Raumfolgen (secuencias de lugares) de Walter Niedermayr fue publicada en la primavera de 2001, sorprendió a mucha gente: en vez de exponer las fotografías de sus trabajos en los Alpes, publicó una extensa serie de fotografías de habitaciones de hospital que había estado produciendo simultáneamente con sus trabajos de las montañas. Es en este momento cuando quedó claro que la fuente de razonamiento y de imágenes del autor es el espacio -espacio en el sentido antropológico, mental, emocional, e incluso en la dimensión espiritual y autobiográfica.

Por lo tanto, podemos deducir que Niedermayr también está interesado en los espacios cerrados que, como la habitaciones hospital, lleven un estigma de lo negativo, marginal, reprimido y amenazante: celdas de prisión. En la primavera de 2003, trabajó en la institución penal de Berli'n-Tegel, en otoño de 2003 trabajó en Krems-Stein, y en 2004 trabajó en el centro de detención juvenil en Gerasdorf cerca de Viena. Somos los primeros en presentar diversos trabajos de este ciclo. Una vez más, la mayoría de ellos son "diptychs". Al igual que en sus secuencias de lugares cerrados anteriores, estos trabajos no son el reflejo de miedos superficiales o amenazas, sino de la opresión latente.


WALTER NIEDERMAYR Secuencias de lugares #129 2004, C-Print © Walter Niedermayr



EL ESPACIO DE PRISIÓN
Gabi Zrost

Desde el momento en que llego hasta el momento en el que marcho, estoy siendo constantemente observado. Los guardias me vigilan cuando paso con mi coche por el control de seguridad , llaman por teléfono para avisar mi llegada, luego me abren la segunda verja y entro en la prisión. Una de sus múltiples paredes está formada por las numerosas ventanas de las células de los internos, los cuáles también me observan. Aquí y allá puedo oír alguien saludándome o pidiéndome algo. Voces anónimas, excepto por las que puedo reconocer.

Continúo caminando y voy a recoger mis llaves al despacho de los guardas.

Cada cuarto sólo puede abrirse con una única llave, algunas veces una mano invisible lo hace desde lejos. El sensor visual de la cámara detecta si una persona quiere entrar o salir y la puerta se abre con un simple clic.

Mi oficina está situada en un área aislada en la entreplanta, al lado de otras salas de conferencias o consultas. Un pequeño pasillo contiene los llamados "servicios especiales", como el médico, el dentista, el psicoterapeuta, y los servicios psicológicos y psiquiátricos. Todo ello da la sensación de ser algo "no público", oculto.

Todos los departamentos (sus nombres son: entrada, sentencias de largo plazo, sanciones, puestas en libertad…) están encima de nosotros. Dependiendo de donde se encuentre, puede oír pasos, gritos, alguien golpeando el suelo, música de diferentes culturas, y otra vez gritos, gente hablando a voces de una ventana a otra ventana (los internos no se pueden ver), a veces peleas, o el retumbar de cuerpos u objetos que se mezclan con las voces...


WALTER NIEDERMAYR Secuencias de lugares #132 2004, C-Print © Walter Niedermayr


Los internos sólo pueden desplazarse sin escolta en la prisión, dependiendo del tipo de sentencia o reducción de la pena, y siempre que exista un motivo fundado para ello. El motivo pude ser una visita esperando en el centro de visitas, una cita con los servicios sociales, o algún otro servicio especial como el cura. Pero es siempre esta "razón" lo que inicia el movimiento del interno, quien no sabe decidir por sí sólo cúando o en qué cuarto entrar o salir.

Los internos son conducidos a sus lugares de trabajo en las instalaciones. .Los grupos de trabajo almuerzan juntos, cada grupo come a una hora diferente ya que el comedor sólo tiene espacio para un número reducido de gente. Luego vuelven a sus trabajos o a sus celdas cuando hayan terminado el trabajo correspondiente del día.

Los guardias de prisión escoltan a los internos de cada corredor cuando van a cenar o cuando una vez por semana se dirigen al quiosco, donde se les brinda la oportunidad de comprar mercancías de un "vendedor de fuera".

El tumulto de gente moviéndose por prisión es llamativo, y viene acompañado de escaramuza y ruido. Tropiezan contra puertas cerradas, y continúan hacia adelante a través de los cuartos hasta que se topan con el siguiente obstáculo.

28 personas son encarceladas en cada departamento , de las cuales 22 tienen una celda para ellos solos. Hay dos celdas con tres camas cada una. Los internos prefieren las celdas en las que vive más de un recluso ya que son mucho más grandes que las celdas individuales, aunque muchos desean cambiarse poco después de haberse instalado: vivir en comunidad implica un mayor grado de integración social o sumisión, o puede ser que un interno haya conseguido una televisión con lo que ya no necesita la compañía de ningún otro compañero.


WALTER NIEDERMAYR Secuencias de lugares #124 2004, C-Print © Walter Niedermayr


Cada cédula de 8 m2 ofrece la posibilidad de recrear casi un ambiente privado. El cuarto es pequeño y no hay casi ningún espacio que no pueda ser visto a través de un agujero hecho en la pared.

Entre las 8 de la tarde y las 7 de la mañana, en los fin de de semana a partir de la 6 de la tarde es hora del "lock in". Los internos son encerrados en sus celdas. Pueden ponerse en contacto con el guardia del turno nocturno a través de un altavoz que está situado en la oficina del guardia o a través de un botón de alerta de la puerta que está situado al nivel del pecho.

En estas ocasiones, los internos se comunican a través de las ventanas abiertas.

La electricidad se apaga a las doce de la noche.

Para estos adolescentes, estar encerrado en una celda as uno de los componentes más duros del encarcelamiento. Esto es la cárcel, entonces, esto es el castigo. Estar sólo. Es entonces cuando retornan los fantasmas del pasado, recuerdan su crimen , los remordimientos de conciencia les atormentan y no les dejan dormir. Ahora que el exterior está oscuro, es cuando la vida interior empieza a resurgir.

En este momento me vuelvo a mi pequeño, móvil y espacio privado y disfruto de la libertad, siendo envidiado y observado por todos ellos.

Posdata: como psiquiatra me parece esencial saber que el control, la pérdida de libertades y el castigo que la prisión impone a esta gente joven, con todas sus infraestructuras reales (construidas) , junto con la autoridad vigente, el tribunal, la sentencia, la subcultura, etc…no parece tan duro de llevar como el espacio mental interno, donde los fantasmas, las prisiones y los fantasmas están realmente vivos.

PS.: The EIKON Sonderdruck #7, Raumfolgen ( Secuencias de lugares) está disponible únicamente en
office@eikon.or.at.

WALTER NIEDERMAYR nacido en Bozen en 1952. Trabaja y vive en Bozen.

CARL AIGNER nacido en Ried im Innkreis en 1954. Vive en Krems y Viena.

GABI ZROST, sicoanalista y psiquiatra, nacida en Viena en 1957. Trabaja en su consuta privada en Viena. Desde 1997 trabaja en el reformatorio de Geradorf/ Wr. Neustadt y vive en Viena.

www.eikon.or.at

  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales