Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Especial Berlin 4ª parte - Entrevista con Kristian Jarmuschek (Preview)


www.previewberlin.de

AfN: Sr. Jarmuschek, ¿cómo llegó usted al arte?

Kristian Jarmuschek: Antes que nada, independientemente de mi situación actual, yo soy galerista; estudié Historia del Arte en Berlín y desde muy pronto estuve en contacto no sólo con las artes plásticas, sino también con las artes escénicas, en concreto con el teatro. No obstante, la chispa inicial, como probablemente le ocurra a muchos historiadores del arte, fue el temprano entusiasmo que tuve desde mi juventud por las grandes obras maestras del arte, que coleccionaba en forma de postales.

AfN: ... ¿y la forma profesional de todo eso era la galería?

Kristian Jarmuschek: La forma profesional, a partir de marzo de 2000, fue la galería.

AfN: Usted es ante todo galerista. ¿Cuál es su papel en la Preview? ¿Le permite vivir con esa doble función?

Kristian Jarmuschek: Sí que me lo permite, porque, si no, no estaría yo aquí sentado con usted. Debo decir sin embargo que tengo la gran ventaja de no ocuparme de mi galería en solitario, sino junto a mi socio Stefan Trinks. Lo que significa que en las fases en que debo trabajar más duro en la organización de la Preview puedo confiarle a él la planificación de los eventos de la galería. Es justo decir que, en muchos aspectos, la organización de la Preview ha tenido efectos positivos respecto a la opinión general sobre la galería. Y no sólo debido a la extremadamente positiva entrada en el panorama de las ferias, sino también porque la galería se está haciendo conocida tanto en la ciudad como a nivel internacional. Precisamente por ser una de las cuatro galerías que organizan la Preview.

AfN: Son cuatro galerías.

Kristian Jarmuschek: Somos cuatro galerías, con lo cual… digamos que cuatro visiones del arte. Se deben mirar nuestras biografías individuales muy atentamente, para ver cuáles son los fundamentos de la Preview.

AfN: En el prefacio al catálogo de la Preview de este año, aparece una de las grandes celebridades pasadas en el negocio alemán del arte...

Kristian Jarmuschek: Sí, Rudolf Zwirner.

AfN: Uno de los fundadores de Art Cologne, todo un pionero. Rudolf Zwirner alude en esa introducción al carácter injusto de la selección artística, inmanente al sistema, que siempre debería hacer algunas excepciones. Apunta desde el "Salon des Refusées" hasta la "antiferia" de Colonia. ¿Cómo ve usted a la Preview, dentro de ese contexto?

Kristian Jarmuschek: Primero debo concretar algo. Estamos naturalmente muy contentos de que Rudolf Zwirner haya escrito una introducción para nosotros. Como bien ha señalado, no sólo ve un fenómeno desafortunado en el sistema de las ferias de arte, sino que también ve la necesidad de que existan las ferias auxiliares. Algún día, cada feria tendrá su feria auxiliar. Él apunta que son una condición básica del sistema, lo cual nos alegra bastante. Estamos hablando de un hombre que, como fundador de Art Cologne, también tuvo que lidiar con la competencia. Que actualmente tiene la actitud de decir: naturalmente que es necesaria una cierta selección de las galerías, pero esta selección se tiene que ampliar en algún momento. Y si esa selección se amplia lo suficiente, algun día no habrá ya ninguna selección. Lo que quiere decir que debe haber fronteras, pero que más allá de ellas deben formarse nuevos grupos que creen nuevas redes de trabajo. Ése es exactamente el caso de la Preview. Es una red propia la que surge aquí. Así, cada feria auxiliar no es una competencia, sino una extensión de la oferta.

AfN: ¿Se entiende eso así?

Kristian Jarmuschek: Así se entiende. Y naturalmente también como oferta de debate local con Art Forum, porque a nosotros nos hubiera encantado colaborar en Kunstherbst. También para los visitantes de Berlín es importante que haya tantas ferias. Por eso, deberíamos simplemente presentar los diversos perfiles de modo más diferenciado, diferentes ofertas, pero unidas homogéneamente. Eso sería cumplir uno de nuestros grandes deseos.

AfN: ¿Es la Preview una cita en aumento? ¿Cuántas galerías participaron el año pasado? ¿Cuántas este año?
Kristian Jarmuschek: En la última había 45, en ésta 52, y somos conscientes de que la Preview no crecerá de un modo muy significativo en los próximos años, en parte debido a las posibilidades espaciales que tenemos. Por eso antes que nada hay que hacer una pequeña selección, entre otras cosas porque no queremos ser una competencia para Art Forum, por los problemas que eso nos puede acarrear. Queremos ser una feria pequeña, poniéndonos ciertos límites y enfocando nuestra atención sobre galerías y artistas emergentes.

AfN: Y, volviendo a la introducción de Zwirner, ¿le parece que la Preview está en un dilema similar al de Art Forum o Art Cologne? ¿A quién rechazan ustedes?

Kristian Jarmuschek: Nosotros buscamos artistas y galerías emergentes, valores futuros en el mercado artístico. Nos entendemos de un modo distinto, ya que los espacios van a cuenta de las galerías. Hablando claro: con estas condiciones de alquiler, sólo financiamos los costos de la feria. Lo que significa que no somos ningún tipo de empresa que de algún modo tenga que ganar algún beneficio. Si se cubren los costes, entonces está bien. Intentamos mantener los precios tan bajos como nos es posible, para no convertirnos en un obstáculo comercial y financiero para las galerías. Eso concierne concretamente a la libertad que nos tomamos para seleccionar las actitudes que consideramos interesantes. En realidad, se comprueba que todo tipo de proyectos, iniciativas, artistas y galeristas de nuevos medios tienen el valor de solicitar una plaza porque han desaparecido los obstáculos financieros. Todo el mundo puede aplicarse aquí, y entonces nosotros tendremos que crear un comité de selección para esas más de 250 aplicaciones, algo que no es fácil para nosotros. Porque si escribimos "Preview Berlin - la feria de arte emergente" es porque hemos hecho una selección conceptual de las galerías de acuerdo a nuestros valores de calidad.

AfN: El año pasado hubo un debate al final del Berliner KunstSalon acerca del panorama de las ferias de arte en Berlín. Aquí tenemos cuatro ferias de arte simultáneas. Usted parecía muy tranquilo, junto a Sabrina van der Ley. ¿Se mantiene esa actitud?

Kristian Jarmuschek: Sí que se mantiene. Naturalmente, en una entrevista así no se puede reflejar la situación de cada galerista, pero tenemos la ventaja indiscutible de que la relajación de nuestros compañeros es claramente sensible. Por 2400 euros se consigue quizás un anuncio en una conocida revista de arte. Es decir, prácticamente lo que pagan aquí las galerías son los gastos de publicidad. No se pide a los coleccionistas nada de lo que se les pide en otras ferias. Ya experimentamos eso desde el día antes de la apertura de Art Forum, en nuestra Professional Preview. La cantidad y calidad de los interesados (ya sea en el ámbito institucional o coleccionista, o también privado y comercial) era tan grande, que cada galerista tenía una sonrisa en los labios y estaba muy satisfecho. Lo cual, como decíamos, es resultado de los fundamentos de la feria. Porque esta actitud positiva y relajada es transmitida también a los visitantes, hasta el punto de que no me despido tres o cuatro veces de cada cliente que tenemos aquí en la feria, porque siempre nos volvemos a encontrar una y otra vez y ellos siguen estando ahí, en uno u otro stand. El entendimiento y la sencillez son los factores determinantes que crean aquí un clima de debate, no sólo entre los galeristas, los artistas y los interesados en el arte, sino también entre los propios compañeros. Y a esto es finalmente a lo que se debía mi relajación el año pasado y (ahora puedo decirlo) a lo que se debe este año. No creo que haya ninguna galería que esté aquí este año y que no quiera estar el año que viene.

AfN: Art Basel tiene una Liste y una Volta. Esas ferias funcionan, por así decirlo, como una especie de tentadero para una posterior participación en Art Basel. ¿Ve usted también una situación así en Berlín? ¿Cuál es su actitud respecto a Art Forum?

Kristian Jarmuschek: Nuestra actitud respecto a Art Forum está muy clara. Sin Art Forum no habría Preview. Es la misma relación que entre el huevo y la gallina, eso lo sabemos muy bien. Por otro lado, por supuesto que nos gustaría que, desde la perspectiva de Art Forum, la participación en la Preview también se viera como tentadero, como primera presentación, como banco de pruebas, como descubridor. Es decir, que la participación en Preview viniera a ser quizás el trampolín para formar parte de Art Forum y no lo contrario, que una participación en Preview tenga consecuencias negativas para entrar más tarde allí. Eso sería muy deseable para nosotros, lo hemos hablado con muchos compañeros. Hay algunos de ellos que están aquí en la Preview pero antes han participado ya en Art Forum…

AfN: Jette Rudolph, por ejemplo.

Kristian Jarmuschek: Jette Rudolph, por ejemplo. Hay otros, como Spielhaus Morrison, Kuttner & Siebert o también la Galería Baer, de Dresde, que el año pasado estuvieron en Art Forum y que este año están aquí con nosotros. Algo así como una situación de cooperación con Art Forum; el dilema acerca del gran número de galerías que solicitan participar con ellos podría solucionarse mediante una colaboración más estrecha con la Preview. Ése sería el futuro que nos gustaría ofrecer: pensar sobre eso al menos por una vez. Naturalmente, eso implica que esa idea de la Preview como trampolín o tentadero de la que usted ha hablado se convierta en realidad. Porque lo importante para la escena artística berlinesa en su conjunto no es una u otra feria, sino sobre todo el atractivo de viajar a Berlín por el número de ofertas y por la distinción entre ellas.

AfN: Algo que ocurre, y con mucho éxito (a pesar de que todos tengan tanto miedo).

Kristian Jarmuschek: Exactamente, lo que se puso en duda el año pasado era si la ciudad soportaría cuatro ferias de arte. Eso ya nadie lo cuestiona. Se ve que funciona. Todos están contentos de encontrarse en un evento o en otro. Esto tiene pinta ya casi de Basilea, donde toda la ciudad parece prepararse para ello. Los distintos eventos están coordinados. Te puedes encontrar otra vez con la gente. Es un poco como un gran viaje familiar. Parece que este año nos encontramos en una situación similar aquí en Berlín. El que la gente se salude, el modo en que se saludan, cómo se vuelven a encontrar… simplemente, hay una buena sensación. En última instancia aumenta no sólo el atractivo de la ciudad, sino también las cifras de ventas del mercado artístico.

AfN: Sí, ese sería el siguiente tema. El mercado del arte contemporáneo está en un boom desde hace años. Al mismo tiempo, aumenta en los medios el temor a que la "burbuja", por llamarla de algún modo, explote, tal y como ya vivimos en los años ochenta. ¿Cómo le parece a usted que está el mercado de arte contemporáneo? ¿Es estable, o diría usted que sigue siendo tan delicado como antes?

Kristian Jarmuschek: Me parece que la profecía sibilina o casi casandresca de que esta ampolla explotará, tal y como dicen algunos medios, no refleja en absoluto la situación del mercado del arte en este principio de milenio. No dudo que sean impresionantes los superlativos precios que se están alcanzando. Por otro lado, naturalmente el mercado del arte se trata también un poco del futuro, de una opción, de la dinámica de un desarrollo, pero sigue otro principio que el que encontramos en las acciones de bolsa. Y si todo se compara siempre con la bolsa, entonces habría que preguntarse quizás quién puede en el futuro confiar en un proyecto. El cuadro en concreto que se tiene delante, por así decirlo, ya existe substancialmente. Y la pregunta de cuánto considera cada uno adecuado pagar por un objeto varía naturalmente si estamos ante un objeto artístico o un objeto de lujo, un objeto para divertirnos o un objeto para comer. Pero hay una contraprestación en concreto, y el precio surge también eventualmente de una situación de competencia; pero esa posibilidad de que algo esté pasando, es algo que nosotros, en el mercado del arte, en la situación concreta de compra-venta no notamos en absoluto, ya que es algo que en todo caso sucede en el mundo de las subastas. Allí tiene la cosa un aspecto más de juego… allí el juego es sustancialmente mayor, al igual que la satisfacción de tomar parte en él. Y puedo imaginarme que allí naturalmente tendrán sus quebraderos de cabeza, pero esta formulación: "Esto es una burbuja", "El mercado entero entra en quiebra"…Quizás algunos periodistas se divierten con eso, llaman la atención, es lo que esa repetición constante…

AfN: ... como un mantra...

Kristian Jarmuschek: ... provoca. No se puede simplemente reproducir la realidad, sino que esa realidad también puede verse influída por el trabajo periodístico. Así que yo no soy tan escéptico respecto a que el interés por el arte contemporáneo vaya a seguir creciendo. Y crece también un público que entiende que los artistas que se mueven en el mismo ámbito temporal que ellos mismos, son en realidad una reacción o al menos una parte de la misma realidad de la que ellos también quieren tomar parte. Esto es una base estable que no ha tenido esta forma aquí desde 1945. Había una cierta tradición en un cierto ámbito, como es el de comprar arte y vivir con el arte, pero no esa idea del arte como una pedazo perteneciente a la vida, y no significando sólo una extensión de la vida sino una interpretación o toma de conciencia respecto a ella, lo que es en este momento el fenómeno más interesante. Hay toda una joven generación reclutada por su propia generación de artistas. No quiero divagar demasiado ahora, pero ése era el motivo por el que Erich Marx compraba obras de Cy Twombly. Siempre contaba que llegó al taller de Cy Twombly y dijo: "Álguien que me entiende. Álguien que piensa exactamente como yo".

AfN: Un espejo de su propia alma.

Kristian Jarmuschek: Un espejo de su propia alma. El artista está en condiciones de expresarlo. No sólo eso, sino que además está surgiendo de nuevo en Berlín una amplia base, y por eso no tengo ninguna preocupación en lo que se refiere al mercado del arte. Que cada artista obtenga menos dinero por sus cuadros, eso no lo veo como un peligro. Es simplemente el riesgo inherente a un mercado tan dinámico como el del arte.

AfN: Una pregunta para terminar, señor Jarmuschek. ¿Tiene usted algún lema personal o eslogan de vida?
Kristian Jarmuschek: ¿Un lema personal? Sí: no tener miedo ante ninguna situación. Dejarse embarcar en las situaciones. Quizás eso.

AfN: Señor Jarmuschek, le agradecemos esta entrevista.


Traducción: Raúl Molín López

Kristian Jarmuschek (Preview), Marek Claassen (Art

  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales