Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Especial Londres 3 - Una entrevista con la co-fundadora de FRIEZE, Amanda Sharp


Amanda Sharp (FRIEZE) – Foto: cortesía de vermisage.tv

AfN: Amanda, usted y Matthew Slotover son los fundadores de la revista FRIEZE, ¿cuándo y por qué razones decidieron hacerla?

Amanda Sharp: Creamos la revista FRIEZE en 1991 y en ese momento era muy emocionante para nosotros vivir en Londres. Habíamos salido ya de la universidad y no estábamos para nada metidos en la escena londinense, pero estábamos en Londres. Pasábamos mucho tiempo con amigos artistas, y un día me llevó Matthew, mi socio, a ver una exposición de la que él era curador: "Modern Medicine". Entré y allí estaban Angus Fairhurst y Gary Hume. Yo simplemente eché un vistazo a su trabajo y pensé: ¡fantástico! Lo entendía y por eso me llegaba tanto. Entonces pensé, ¿por qué no hacer una revista de arte? Eso sería realmente emocionante. Pero quedaba claro desde un principio que no podía ser una revista de arte británico, porque entendemos que el arte contemporáneo es un medio internacional. Y no le veía ningún sentido al hecho de hacer una revista provinciana.

AfN: La profesionalidad era por tanto un tema importante desde el principio.

Amanda Sharp: Oh, sí. Y aun siendo jóvenes y no teniendo nada de dinero, nos dejamos la vida en el ordenador para esbozar el diseño de la revista. Había una alta exigencia de calidad, porque éramos de la opinión de que era importante que los cuadros que fueran reproducidos tuvieran tan buen aspecto como fuera posible. Queríamos que el arte causara tanto efecto como debiera. Queríamos también que nuestro estilo de escritura fuera tan claro y comprensible como nuestra crítica. Porque eso está en relación con la accesibilidad, la información y la educación; ése era nuestro punto de partida.

AfN: Y la calidad de la escritura, como usted ha… Es decir, entiendo la parte técnica, pero ¿qué tiene que ver con el estilo?

Amanda Sharp: Hemos escrito una lista con nuestros autores favoritos de todo el mundo, y les hemos preguntado si querían escribir para nosotros. Mucha de esa gente estaba muy abierta y dispuesta. Sabíamos desde un principio que teníamos que pagar a la gente, aunque no teníamos ningún dinero. Teníamos claro que se trataba de una situación laboral y que no debíamos pedir favores. No pagábamos mucho, pero era lo que podíamos. Intentábamos disponer de las mejores críticas que pudiéramos encontrar, y hemos buscado mucho para encontrar personas de interés. Aquellas de las que en todo momento se puede aprender cómo escribir para una revista.

AfN: En 2002 abrieron la feria de arte FRIEZE en Londres. ¿Por qué lo hizo en ese momento?

Amanda Sharp: Tiene gracia. Durante muchos años nos preguntamos por qué nadie había hecho una feria internacional de arte contemporáneo en Londres, cuando cada capital tiene una.

AfN: Eso es verdad.

Amanda Sharp: ¿Por qué Londres no tenía ninguna? La explicación de la gente era que "aquí no hay ningún coleccionista" o "los impuestos son muy altos". Pero nosotros pensábamos que la situación en Londres había cambiado sustancialmente durante los últimos quince años. Se había pasado de tener unas tres, cuatro, cinco galerías interesantes a tener catorce o quince. Y eso sólo en una ciudad. Se ve el creciente interés por el arte contemporáneo en una medida cada vez mayor. Se ve a la gente ir a los museos y entrar en las exposiciones, se ve a los coleccionistas, que se dirigen a Londres, porque se está convirtiendo en un centro económico cada vez más importante. Y era un poco extraño que nadie lo hubiera hecho antes.

AfN: ¿Según su opinión, el vacío era obvio?

Amanda Sharp: Nosotros lo sentíamos así. Aunque era bastante interesante, las galerías británicas con las que contactamos se mostraban muy reservadas. No estaban muy apasionadas con la idea, pero cuando hablé con galerías del resto del mundo, contestaron "oh, qué bien, colaboraremos". Y entonces pensamos: nosotros vendemos la idea a la gente y ellos o colaboran o no. Nos conocían desde hacía años gracias a la revista. Y les gustaba lo que hacíamos, y sabían además qué era lo que no les gustaba de lo que hacíamos. Pero podíamos al menos hablar con ellos sobre esto. Y la gente vino. Eso fue lo más significativo para nosotros, que no nos habíamos encontrado con ningún coleccionista en seis años. No teníamos ni idea de lo que nos hablaban, pero sabíamos lo que era buen arte. Y pensamos que si se dejaba presentarse a los mejores artistas de las mejores galerías bajo un mismo techo, se convertiría en el centro de atención de la ciudad y entonces todo llegaría solo.

AfN: Y de tal manera llegó.

Amanda Sharp: Exacto, así llegó.

AfN: ¿Desde el principio, no?

Amanda Sharp: Sí, podríamos decir que desde el principio.

AfN: Por lo que sé, usted es uno de los pocos editores que organizan una feria. Y usted ha llevado a la FRIEZE Art Fair en pocos años a lo más alto en las listas de exposiciones. En nuestras entrevistas siempre sale a relucir la FRIEZE, al igual que Art Basel. Según nuestras propias investigaciones, FRIEZE está a la altura de ferias como ARCO, FIAC o la TEFAF de Maastricht. ¿Cuál es el secreto de su éxito?... ¡Aparte del mencionado vacío en la oferta !

Amanda Sharp: Creo que es muy sencillo. Hay incluso una historia de las revistas que se han ocupado de ferias. Eso no ha ocurrido siempre en el arte. En el mundo de los ordenadores, se hace una revista y una feria. Está claro que los lectores son la gente que vendrá. Se contrata a la gente que hará los stands. Es un modelo bien probado. Yo creo que lo que nosotros aportamos es la sensibilidad de los críticos de arte. Buscamos el detalle, la estética adecuada. Buscamos un bonito espacio expositivo. Un espacio en el que la gente quiera permanecer. Pero creo que en última instancia la razón de tanto éxito es que nuestra prioridad siempre ha sido y es sólamente el arte.

AfN: Sí.

Amanda Sharp: Y todo sigue al arte.

AfN: Desde su primera edición, FRIEZE Art Fair ofrece proyectos auxiliares, como performances, instalaciones, charlas, etc. También se han consolidado los premios y los programas de formación. Lo que para mí viene a ser algo así como una función social del arte. ¿Por qué son estas cosas tan importantes para usted, aunque de algún modo signifiquen un gasto adicional?
Amanda Sharp: Es algo absolutamente crítico. No tengo un interés especial en favorecer la venta pura. Me gustaría desarrollar un modelo que simplificara las cosas buenas. Me alegra mucho que esto funcione así de bien como feria de negocios, porque también debe ser eso. Pero por qué no desarrollar un modelo que sea más fructífero. Por qué no llevar a cabo un programa en el que tengamos charlas. Lo que eso provoca es que toda la feria se convierta en una plataforma para la producción artística. Yo creo que, hasta cierto punto, la feria se ha levantado este año alrededor de la gran instalación de Mike Nelson. Es una instalación de alto nivel, muy emocionante. Yo no he influído sustancialmente sobre las galerías y ha funcionado muy bien. Hemos encontrado un lugar al que los curadores, autores y artistas acuden gustosamente. Al cual vienen y donde, por ejemplo, pueden ver películas que son interesantes o difíciles de encontrar. Pueden participar en los debates, que proporcionan maneras diferentes de ver el mundo. Los artistas pueden simplemente deambular por aquí, hay 200.000 m² para que elijan lo que quieren hacer. Pueden hacer cosas que no se pueden hacer en un museo o un stand de feria. Eso me parece excitante. Me gustaría que el negocio funcionase bien en la feria, pero también me gustaría que los otros elementos fueran tan cautivadores como sea posible.

AfN: ¿Eso es parte de la plataforma?

Amanda Sharp: Sí, yo creo que eso es exactamente lo que crea la atmósfera especial de esta feria. Y ofrece a la gente la posibilidad de hacer presentaciones todavía más ambiciosas para los propios artistas. Por eso, la presencia aquí es siempre una influencia muy positiva para los artistas. En el primer año, una falsa galería presentó a un joven artista llamado Tino Sehgal. La gente en ese momento no le conocía de nada. Creo que dos años más tarde representó a Alemania en la Bienal de Venecia. No creo que eso hubiera pasado si no hubiera participado en la FRIEZE. Eso me parece muy estimulante.
AfN: Una pregunta sobre el desarrollo futuro, sobre las expectativas y los ciclos vitales. Como visitante regular de exposiciones y ferias, guardo los nombres de los artistas y curadores en una especie de registro mental. Todos sabemos que la FRIEZE se realiza bajo una carpa blanca, hay una gran promoción, se ve un ambiente típico con los stands, pero hay por ejemplo un espacio vacío en el stand de Eigen & Art. Lo cual para mí es algo totalmente inesperado. ¿Son las relaciones como se nos muestran, o no?
Amanda Sharp: Oh, sí.

AfN: ¿Le preocupa eso? ¿Se reinventa usted cada año o extiende solamente el público y el campo cuyas miradas quiere atraer?

Amanda Sharp: Nosotros podemos hacer cualquier cosa que nos haga mejorar año tras año. Con eso creamos un ambiente más hermoso. Conseguimos las mejores galerías que nos es posible y por eso vienen los mejores coleccionistas. Y así se extiende también el público. Creo que debido a la creación de un ambiente, algo en lo que trabajan tantos artistas como críticos y curadores, las galerías seleccionan los proyectos de un modo más cuidadosamente ambicioso, y respetan más los discursos curatorios de los artistas. Creo que eso es muy bueno.

AfN: En cierta manera usted impone la presión: que den lo mejor que tengan.

Amanda Sharp: Esa es mi esperanza. Es una premisa muy buena, si la gente siente así, que tienen un compromiso y deben mejorarse, para hacer algo de verdad por la feria y por ellos mismos.

AfN: ¿Y no cree que estas altas expectativas pueden convertirse en un problema para usted?
Amanda Sharp: Mientras que álguien se mejore es algo genial.

AfN: Palabra clave: Vecindad. Un año después del primer Frieze aparece Zoo, después Scope y ahora Year 06. ¿No es ya el FRIEZE realmente un universo completo? Están los condicionantes geográficos, ¿es que sencillamente no hay espacio suficiente para exponer? ¿Es simplemente el afán de recoger las sobras, o son esas ferias-satélite un acierto que se sumaría a la oferta artística contemporánea para los otoños de Londres ?

Amanda Sharp: Soy de la opinión de que cada vez hay más espacio para el buen arte. Y esta feria es un lugar de funcionamiento limitado…

AfN: ¿Es qué …?

Amanda Sharp: No es infinita, puesto que tiene un tamaño establecido. Esperamos atraer a las galerías que queremos en la feria. Eso no significa que no haya otras galerías que hagan buenos trabajos, pero no podemos traerlas a todas. Para nosotros es indiferente si van proliferando ferias-satélite, si las mismas carecen de interés. Eso no nos atañe de ningún modo.

AfN: La FRIEZE es siempre como un gran espectáculo público, como el teatro, la ópera o el cine. Viene mucha gente. ¿Hay según su opinión una frontera natural respecto a cuántas ferias puede sostener una ciudad? He oído rumores de que habrá doce ferias-satélite de Basel Miami. ¿Qué opina usted sobre esto?

Amanda Sharp: Yo no creo que viera doce ferias si fuese a Miami. Visitaría sólo las cosas que considerara potencialmente interesantes. Hay una gran cantidad de buen arte en el mundo, pero también de malo. Sólo porque coloquen algo bajo un techo no se convierte en interesante.

AfN: A día de hoy, tengo la impresión de que una feria funciona como una meta-galería, y que las galerías son los artistas de las ferias, especializados en una temática o en una técnica.
Amanda Sharp: No lo veo así. El gusto sobresale por encima de los medios, y me sorprendería mucho que hubiera una galería en el mundo que hiciera cosas verdaderamente interesantes sólo con un medio. Sería poco común. No creo que sea así, porque el arte no se basa en el medio sino en lo que dice. Se basa en la idea que conlleva, y no sólo en el modo en que se presenta.

AfN: ¿Entoces no ve usted ningún problema en ese desarrollo? Quizás haya una saturación…
Amanda Sharp: ¿Se refiere a que el mercado se sobrecargue y salte todo por los aires?

AfN: Sí, al hecho de que haya tantas reuniones y de que sea tan difícil encontrar una orientación. ¿Entiende a lo que me refiero?

Amanda Sharp: Yo creo que con el tiempo se encontrará un equilibrio natural. Las cosas sin interés desaparecerán irremediablemente, puesto que no tendrán ningún aire que respirar. Eso es así de fácil, nadie va a ir. O irá álguien y le contará a sus amigos que no se tomen la molestia de ir. Algo así no puede sostenerse. En cualquier caso el buen arte perdura.

AfN: Miramos adelante entonces, hasta el siguiente FRIEZE.

Amanda Sharp: Eso espero.

AfN: Amanda, gracias por esta charla.

Amanda Sharp: Gracias.

Entrevista: Artfacts.Net, Berlín y Vermissage TV, Basilea
(18.10.2006)

En Vermissage TV puede encontrar un vídeo de la entrevista en inglés: Parte 1; Parte 2


Traducción: Raúl Molín López

www.friezeartfair.com

  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales