Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Entrevista de Artfacts.Net y Vernissage.tv con Thierry Ehrmann


Thierry Ehrmann

AFN/Vernissage: Esto es una entrevista de Artfacts.Net y Vernissage.tv con Thierry Ehrmann, fundador y CEO de www.artprice.com. Hola, Sr. Ehrmann.

Se dice que usted recibió su Mención Especial de TIC por proporcionar servicios a Minitel, el exitoso sistema de videotex francés, y después pasó a operar con bases de datos con información jurídica y del mercado del arte. Por lo que sabemos, usted estudió Derecho y Teología, ¿cuál es su conexión con las TIC?

Thierry Ehrmann: Antes que nada, pienso que Internet es una aventura única en la Historia de la Humanidad. Me hablabas de Teología: Internet podría ser entendido como una metáfora de lo divino; si no como lo divino en sí mismo. Somos pioneros de Internet; empezamos en 1987, cuando éramos sólo unos 50.000 en el mundo. Eso fue muy al principio de Internet; la World Wide Web no existía aún. Creo que Internet es tanto una aventura económica como espiritual. Se relaciona también con el conocimiento jurídico, porque establece nuevas fronteras y redefine la aldea global de McLuhan.

Así que por un lado tenemos esta reflexión, y por otro vemos que es un conjunto que organiza los conocimientos de la Humanidad; somos industriales del conocimiento, lo organizamos, e Internet nos permite penetrar las capas más profundas y transmitir ese conocimiento. Es un poco como si renaciera el mito de la Biblioteca de Alejandría.

AFN/Vernissage: Así que también hay una dimensión espiritual... Pero ¿cuál es la conexión con Minitel?

Thierry Ehrmann: Minitel es el antecesor de Internet, fue una visión que tuvimos en Europa consistente en un servidor central y millones de pequeños terminales (mucho más simples que un PC) que permitieran acceder al conocimiento de un modo muy simple. Era exactamente el mismo camino. Y a veces nos dicen nuestros amigos americanos "es extraordinario: presagiasteis la historia de Internet con 20 años de antelación".

AFN/Vernissage: www.artprice.com fue fundada en 1997, y es relativamente joven comparada con otras conocidas bases de datos de precios de subastas. ¿Puede decirnos por qué decidió usted entrar en este competitivo mercado?

Thierry Ehrmann: Es muy simple. The Server Group ha estado buscando desde siempre mercados globales, e inmediatamente nos interesamos por el mercado del arte. Internet es global, y el del arte es el mercado más antiguo del mundo. Y este mercado en concreto necesitaba información, una cierta transparencia.

Artprice es una gran aventura. Hemos adquirido unas 30 compañías de recogida de datos de todo el mundo. Queríamos abarcar todo el período desde el siglo XVII hasta hoy, y era un trabajo exhaustivo el que teníamos que hacer: consultar esos cientos de miles de catálogos y manuscritos... Hemos normalizado y estandarizado el mercado del arte. Tuvimos que manejar casi un millón de biografías, aproximadamente diez millones de obras de arte y extraer de los documentos el significado y la historia de cada una de ellas. Ésta es la razón por la que fuimos a "comprar conocimiento" a Estados Unidos, Francia, Suiza, Alemania, etc. Y la compra de esas grandes colecciones documentales (entre otras cosas, inventarios de colecciones) hizo posible constituir la mayor base de datos del mundo. Durante seis años viajamos por todo el mundo para recopilar ese viejo conocimiento de varios siglos. Tuvieron que ser invertidos unos 40 o 50 millones en esta misión.

AFN/Vernissage: Se dice que www.artprice.com es la mayor base de datos sobre subastas, con las más fiables herramientas econométricas, pero en las críticas se comenta también la falta de imágenes. Hemos oído que esto es debido a restricciones del copyright en Francia. Nos gustaría saber en primer lugar si usted piensa que esto es un problema y, si lo es, ¿han pensado alguna vez en abandonar el país para actuar más libremente?

Thierry Ehrmann: Antes que nada, el problema de las imágenes. Yo imparto "Leyes de Copyright" en Francia, así que conozco muy bien el problema. De todos modos, no es sólo un problema francés, sino también europeo y americano. Los problemas de copyright en Estados Unidos son muy similares a los que afrontamos aquí. Ahora queda claro que el legislador americano, al igual que el europeo, se está planteando un cambio en las leyes del copyright respecto a Internet. Si fuera necesario, tendríamos capacidad para transladarnos a Estados Unidos o a otro país europeo si allí hubiera una legislación favorable respecto al uso de imágenes. Pero actualmente ningún país norteamericano ni europeo está de acuerdo en el uso de imágenes sin un acuerdo previo.

El copyright permite sobrevivir a todos sus beneficiarios en el mundo; ningún galerista ni artista estaría de acuerdo en que se violara gratis su copyright. El problema es prácticamente el mismo en cualquier lugar del mundo. Es por esto que el mundo del arte debería unirse para definir nuevas normas globales de copyright con respecto a Internet.

AFN/Vernissage: ¿Pero intentais afrontar esta cuestión enfrentándoos a la Unión Europea, de la que se dice que es tan estricta como los Estados Unidos?

Thierry Ehrmann: The Server Group está presente en todo el mundo, y no sería ningún problema cambiar de ubicación si fuera necesario. Pero el problema del copyright no es esencialmente diferente en ningún otro lugar.

Creo que la Comisión Europea está investigando esta cuestión, entre otras, y este año podríamos incluso recibir una sorpresa positiva.

AFN/Vernissage: www.artprice.com es una de las páginas web más visibles de información sobre arte: está catalogada en Google News; muchos gráficos de www.artprice.com aparecen en periódicos y revistas; www.artprice.com es la única base de datos de precios de subastas que ofrece un programa de suscripción y que con todo tiene un precio muy competitivo. ¿Qué papel juega para vosotros el marketing a la hora de llevar a cabo vuestros negocios?

Thierry Ehrmann: El marketing es esencial. Hasta ahora, el mercado del arte estaba constituído por iniciados, por gente de dentro y sus víctimas. Hoy en día, cualquiera puede entrar en una galería con una suscripción a www.artprice.com y beneficiarse de una gran cantidad de información que no teníamos hace 20 años. Se está produciendo una auténtica revolución en la historia del arte: gente que no necesariamente posee una gran fortuna, pero que quiere empezar a coleccionar, puede entrar ahora en una galería con una increíble cantidad de información a su disposición.

El precio de las suscripciones es muy importante para nosotros. Es más, dentro de la competencia, también usamos Google, con quien estamos asociados para ser mencionados tanto en Google News como en Google. Tenemos permanentemente entre 4 y 5 millones de apariciones en el buscador, y eso es importantísimo. Tenemos salas de máquinas dedicadas exclusivamente a Google.

AFN/Vernissage: Así pues, el precio de las suscripciones es muy importante para garantizar el acceso al mercado del arte y su apertura.

Thierry Ehrmann: Totalmente, es muy importante.

AFN/Vernissage: ¿Y el marketing es la herramienta para dar a conocer ese servicio al mayor número posible de personas?

Thierry Ehrmann: Tenemos que tener en cuenta que el mercado del arte ha pasado por una revolución. En los años de posguerra, había 500.000 coleccionistas, y ahora tratamos con 50 millones de nuevos grandes consumidores. Así que el mercado del arte, al contrario de lo que se podría esperar, no está experimentando un tiempo de especulación, sino que está creciendo el número de compradores. Desde 1990 hasta la fecha, el número de consumidores por todo el mundo se ha multiplicado por doce. Con esto en mente, necesitábamos "contraaliarnos" con nuestro mercado; y el método es bajar lentamente los precios para que todo el mundo, incluso la gente más sencilla, pueda acceder a la información sobre el mercado del arte que ofrecemos.

AFN/Vernissage: Los precios y el marketing contribuyen a la democratización y apertura del mercado.

Pero hablando de marketing: la mayor parte de vuestros competidores intentan estar físicamente presentes en eventos artísticos a lo largo del mundo. Principalmente en las ferias de arte, para buscar socios publicitarios entre las galerías. En el último año, habeis presentado un sistema de tiendas para tratantes donde pueden hacer publicitad de su stock. ¿Por qué restringís vuestro marketing a la presencia en los medios? ¿Por qué no intentais encontrar clientes en las ferias?

Thierry Ehrmann: Hay dos aspectos a valorar. En primer lugar, efectivamente queremos estar más cerca de nuestros clientes. Estaremos presentes en los grandes encuentros internacionales. Nos gustaría más ir a las bienales que a las ferias de arte contemporáneo, por la ausencia de comercio y por su originalidad.

Es verdad que por otro lado tenemos un poderoso marketing en Internet, pero vamos a orientarnos más y más en la dirección de las ferias y salones que aún representen otra visión del mercado del arte. Es una evolución natural. En el curso de los últimos cinco años ha habido una explosión en el número de ferias y exposiciones en el mundo.

Nosotros seguiremos este movimiento, pero no olvidaremos que el mundo es grande, y que, en el último año, www.artprice.com tuvo 18 billones de consultas a su banco de artistas; así que si estás ya en Internet, necesitarás una presencia en todos los motores de búsqueda. Y tenemos equipos para eso, ingenieros que, día y noche, aseguran nuestra presencia de tal modo que todo el mundo tenga acceso a la última información en cada segundo, sin importar en qué lugar del planeta se encuentre.




AFN/Vernissage: El modelo clásico de negocio para las bases de datos de subastas consiste en vender el acceso a ellas. Últimamente hemos visto páginas web que proporcionan acceso gratuito a resultados de subastas. Esto se debe a la agresiva política de marketing de las casas de subastas de publicar en prensa y online los resultados de las ventas y de ofrecer acceso gratuito a terceras partes a sus bancos digitales. ¿Cómo sobrellevais este desarrollo de los hechos? ¿Le veis futuro al modelo basado en suscripciones?

Thierry Ehrmann: Trabajamos con más de 2.900 subastadores. Sabemos -y esto se sabe desde hace prácticamente 200 años- que la dificultad para las casas de subastas consiste en el hecho de que nunca han conseguido trabajar juntas. Hay muy pocas asociaciones de subastadores; cada uno tiene mucha personalidad y no consigue fusionarse con otros. Nosotros consolidamos una información global añadiéndole capas de inteligencia e investigación histórica.

El hecho de que Christie's o Sotheby's publiquen sus resultados online no nos causa ningún problema. Si alguien está buscando un artista o información económica, científica o histórica sobre ese artista, no son sus resultados en ventas lo que nos causará problemas. Pueden seguir haciéndolo. De verdad que no puedo imaginarme a las 2.900 casas de subastas trabajando juntas en una única base de datos. Así es como ha sido históricamente. Tenemos suerte de que las casas de subastas tengan demasiado carácter y temperamento como para conseguir formar una asociación.

AFN/Vernissage: La venta de datos organizados y análisis econométricos sigue por tanto siendo cosa vuestra.

Thierry Ehrmann: Sí. Y el valor que añadimos (comparado con los datos en bruto de cada casa de subastas) es una minuciosa cobertura del mercado, organizado y presentado de un modo accesible a los coleccionistas.

AFN/Vernissage: Al poner en funcionamiento un sistema interactivo de almacenamiento para tratantes de arte y coleccionistas, www.artprice.com pasó de ser una plataforma de información a ser un punto de mercado. ¿Teneis planes de ampliar en el futuro las posibilidades de transacción de los participantes en el mercado?

Thierry Ehrmann: Sí, por supuesto. Según las estadísticas del gobierno francés, en www.artprice.com se han facturado 1.300.000.000 euros en 2005. Para 2006, llegaremos probablemente a 1.700.000.000. Es obvio que al tener una plataforma de mercado con esas cifras, la inteligencia y la perspectiva del pensamiento económico nos lleva (de un modo u otro) a valorar una situación en la que las transacciones se cierren en www.artprice.com. ¿Seremos nosotros el día de mañana la plataforma para los mayores subastadores del mundo? ¿Por qué no? Pero la aventura continúa; habrá una segunda fase de Artprice.

Eso dependerá un poco de la Comisión Europea, por la directiva Bolkestein. Pero el día de mañana, Artprice estará en el corazón del mercado. Es la evolución natural. Hemos normalizado el mercado del arte, y gracias a esa normalización nació el mayor punto de mercado en lo que se refiere a volumen de ventas. Más adelante iremos incluso más allá con los subastadores y galerías. Porque ése es el futuro. El mercado de arte actual se está desmaterializando para entrar en Internet. En los años 80 era una práctica habitual telefonear a las salas de subastas. Así que el acto de comprar arte a distancia existía ya en ese tiempo, y lo que hacemos nosotros es acompañar ese movimiento. Por ejemplo, estamos considerando realizar subastas online, pero eso dependerá de la legislación que venga.

AFN/Vernissage: Pero el concepto de subastas online ha fracasado varias veces. Sotheby's y Artnet lo intentaron, incluso eBay, pero...

Thierry Ehrmann: Era demasiado pronto. Todos esos intentos fueron realizados cuando había menos de 250 millones de personas que tuvieran acceso a Internet, y cuando aún teníamos conexiones de baja velocidad. Aparte de esto, con respecto a eBay hubo una falta de conocimiento del mercado.

Para el éxito de esta operación, hemos instalado una Intranet en la que los subastadores pueden conectarse y elaborar sus catálogos. Si se supone que el mercado del arte va a trabajar en Internet, tiene que ser normalizado. Echemos un vistazo a eBay, por ejemplo: te encuentras con una fotocopia en color de Dalí por 15 euros junto a un auténtico cuadro de Dalí, sólo porque escribiste "Dalí"... Necesita ser estandarizado. Y el mercado del arte es a la vez muy inteligente y muy feroz.

AFN/Vernissage: Es verdad que, en el caso en concreto de eBay, la categorización no era clara, y uno podía perderse fácilmente. En ese sentido, el fraude es un gran problema para el mercado del arte, y para eBay por ejemplo. ¿Permitirá vuestro sistema que cualquiera pueda poner una obra de arte a la venta?

Thierry Ehrmann: La gran diferencia es que nosotros conocemos a todos y cada uno de nuestros clientes y que tenemos un sistema de seguridad. eBay funciona bajo el principio "yo no sé lo que ocurre en mi plataforma electrónica". La diferencia es que nosotros tenemos un ojo en lo que está sucediendo, y asistimos a nuestros clientes, tanto vendedores como compradores. eBay actuó bajo la reflexión "esto es un negocio", pero nosotros vamos más allá. Nosotros comprobamos cada anuncio y si, por ejemplo, no hay certificado de autenticidad, tenemos derecho a retirarlo.

AFN/Vernissage: Joseph Schumpeter, un famoso economista austríaco, popularizó el término "destrucción creativa" dentro del comportamiento empresarial para describir el proceso de transformación industrial que acompaña a una innovación radical. A lo largo de toda su carrera profesional usted puede ser visto como una persona así. ¿Se describiría a sí mismo como un empresario radical que destruye las vías tradicionales de hacer las cosas para llegar a algo mejor?

Thierry Ehrmann: En Francia, Derrida, el filósofo, usó la noción de "deconstrucción" al hablar sobre la destrucción de los principios. Esto es: ir al núcleo del sistema para deconstruirlo; no destruirlo, sino deconstruirlo. Hemos vuelto al núcleo del mercado del arte, y con Internet estamos realizando una progresiva deconstrucción y con esto lo estamos llevando al tercer milenio. Sí, la deconstrucción es necesaria. Es la fractura de un sistema la que te permite operar desde una nueva perspectiva, para llevar a cabo con inteligencia tanto una nueva forma de capitalismo como una nueva visión.



Interviewer Marek Claassen

Con Internet, estamos ahora en la deconstrucción de toda la economía el siglo XXI. Es un sistema inmisericorde que está matando a todos los antiguos actores. Sólo aquellos que sepan cómo mutar sobrevivirán, los mutantes sobrevivirán.

AFN/Vernissage: A día de hoy, se le nombra a usted principalmente por su obra de arte total "the Abode of Chaos", en la que usted ha transformado radicalmente (otra vez) su sede en un campo de batalla apocalíptico. ¿Puede decirnos cuándo y cómo desarrolló usted esta ambición?

Thierry Ehrmann: El New York Times describió "the Abode of Chaos" como la más importante y emotiva aventura artística del siglo XXI. Pienso que el cambio radical de nuestra sede y de la vida aquí significa vivir en consonancia con nuestro siglo. El siglo XXI nació de un modo caótico, con el 11-S y las ruinas del World Trade Center: el mundo ha cambiado; los occidentales han perdido gran parte de su arrogancia. Vivimos en un mundo de deconstrucción total. Vivimos en la aldea global de McLuhan, pero de un modo local. Es algo "glocal", global y local al mismo tiempo. Y en este contexto, la teoría del caos es un modo de revisar todos nuestros principios occidentales. "¿Qué es el mercado?", "¿Qué es la libertad?", "¿Qué es la democracia?", "¿Cuál es la historia del mundo?".

Y por eso tenía que haber algo como una cesura y, como escultor, creé una obra monumental de 12.000 m² con 2.700 obras de arte. Refleja una visión permanente del mundo.

AFN/Vernissage: ¿Y fue el 11-S lo que provocó en usted esta necesidad de expresión?

Thierry Ehrmann: Sí. Fukuyama, un historiador americano, habló de "el fin de la Historia", en el contexto de la caída del Muro de Berlín. Yo digo: el 11-S es el gran retorno de la Historia. Vivimos en el siglo XXI, que es trágico pero suntuoso. Con toda la violencia e insolencia, la Historia es libre. A cada segundo, la Historia está en progreso, e intentamos estar en medio de todo eso.

Como artista, puedo pintar, esculpir y crear esa Historia. Es también importante que los artistas imaginen, vean y cuenten su visión del mundo.

AFN/Vernissage: Para los profesionales del negocio del arte es común desempeñar varias ocupaciones. Los artistas, por ejemplo, son a menudo curadores y a veces llevan galerías. Pero es relativamente raro para el director de una compañía incluída en el mercado de valores el expresarse artísticamente. ¿Por qué es eso tan importante para usted? ¿Qué voz interior le empuja a hacerlo así?

Thierry Ehrmann: Tenemos casi 30.000 accionistas, y todos ellos han sabido de esto durante años. Ha habido más de 700 reportajes en televisión y en los medios internacionales acerca de "the Abode of Chaos" y, por el contrario, nuestros accionistas piensan más bien "este hombre está quizás un poco loco, pero es ingenioso y lleva a cabo sus ideas". Si quieres cambiar la cara y la historia del mercado del arte, cuando dices "quiero (desde un punto de vista histórico) que el mercado del arte cambie", necesitarás tener mucha locura dentro de ti, mucho caos, mucha de la demencia que sólo los artistas pueden tener. ¿Quién además de un artista puede hablar a las galerías?

AFN/Vernissage: ¿Y cuándo te decidiste por este estilo de vida?

Thierry Ehrmann: En realidad siempre ha sido así. Mi padre venía de la mayor de las industrias; era miembro del Opus Dei y muy cercano al Vaticano. Me fuí de casa a los 11 y construí mi imperio completamente por mí mismo. Mi vida ha sido siempre bastante extrema.

Vuelvo a casa, abro una puerta, y es Artprice; salgo, y es "Abode of Chaos". Soy el CEO del grupo y a la vez he sido un escultor durante 25 años. Es un todo integral. Y no hay dos personas así, es una historia única. Lo que determina la fuerza de Artprice es que tenemos esa visión tan abierta.

AFN/Vernissage: Señor Ehrmann, gracias por la entrevista.



Traducción: Raúl Molín López

www.artprice.com

  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales