Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Entrevista a Eve Sussman


Eve Sussman

Eve Sussman & The Rufus Corporation han alcanzado recientemente la fama con sus excepcionales obras en video "89 segundos en el Alcázar" y "El Rapto de las Sabinas":

AfN: Mientras investigaba tu obra, y especialmente la última, "El Rapto...", estuve pensando en Bill Viola, y consideré que era una apreciación muy aguda. Pero en las otras entrevistas que he encontrado en Internet, pude ver que era algo que había pasado por la mente de otros entrevistadores... Hace diez años vi en Frankfurt una obra de Viola llamada "The Greeting", que estaba basada en una pintura de Jacopo da Pontormo; aparece María diciendo a su prima Isabel que está esperando un hijo. ¿Eras consciente de esta obra cuando empezaste la tuya?

Sussman: Por supuesto, esa obra me es familiar, pero no estaba pensando en ella. Supongo que Bill Viola no es alguien en quien piense mucho. Es un videoartista seminal, de importancia crítica para la historia del medio, pero en realidad no busco inspiración en otros videoartistas. Mi interés es mucho más cinemático. Si me preguntas dónde busco la inspiración, la respuesta es en los cineastas y en la historia del cine.

AfN: Pero te encuentras en ambos contextos...

Sussman: Yo estoy en el contexto que me quieras poner. En realidad no me importa cómo me categoricen. Puedo hacer lo que hago. Empecé como una artista de escultura / instalación. Podría hacer una escultura la próxima vez, o una videoinstalación, u otra película. No se trata de que tenga que estar en un campo o en otro.

AfN: ¿Pero no te parece que muchos videoartistas se colocan una etiqueta y no hacen en realidad películas?

Sussman: Sí. Obviamente, hay algunos grandes videoartistas. Cuando era más joven estaba terriblemente influída por las primeras obras de Gary Hill. Me encanta lo que hacen muchos videoartistas, pero no es donde suelo buscar la inspiración. Incluso si se me categoriza con ellos, en realidad pienso que no soy tan similar a ellos, porque mis intereses son más cinemáticos y porque encuentro mi inspiración en la historia del cine.

AfN: ¿Cómo se desarrolló "El Rapto..."? ¿Has visto la obra de David?

Sussman: En realidad sólo he visto reproducciones de la obra de David. En cualquier caso, he visto las versiones de Poussin y Rubens. En lo que estábamos realmente interesados era en el mito, y las pinturas han servido para buscar en ellas gestos e ideas coreográficas. Trabajo con la coreógrafa Claudia de Serpa Soares, que aquí es bastante conocida. Ella baila con Sasha Waltz, a la vez que crea obras propias. Así que yo estaba buscando algo con lo que pudiera volver a trabajar de nuevo junto a Claudia, lo cual le daba posibilidades coreográficas además de las cinemáticas. Creo que esos intereses no son comunes en los videoartistas. La historia del video arte viene más del ámbito de la performance, y es común el manejar la cámara por ti mismo. Yo no manejo la cámara.

AfN: Tú no, tú eres la directora.

Sussman: Sí.

AfN: La película cuenta una historia romana. Pero empieza en Berlín, en el Pergamon Museum, y entonces salta a Grecia, al mercado de carne. ¿Cómo es que no aparece Italia?

Sussman: Hay muchas razones. Algunas de ellas son quizás un poco políticamente incorrectas, pero decidí que no quería reflejar lo que me parece una cultura demasiado aburguesada. En realidad no importa que "El Rapto de las Sabinas" sea un mito romano. La base fundamental de la historia es un triángulo amoroso. Puedes ubicar ese triángulo en cualquier lugar. Decidí que debería desarrollarse en un lugar más duro, una cultura ligeramente menos domesticada, una sociedad más individualista, y quería que eso encontrara eco también en el paisaje. El paisaje de Italia es bucólico. Si piensas por ejemplo en el paisaje de la Toscana... Para mí, es también un país donde el trabajo no es lo más importante. Viví allí por un tiempo. Es tan caótica como Grecia, hay mucho de instintivo, tanto en la gente como en el lugar.



Marek Claassen (Artfacts.Net), Catherine Mahoney (Producer, Rufus Corporation), Eve Sussman

AfN: Te preguntaba eso porque los romanos han robado o importado de algún modo la cultura griega, así que pensé que ésa podría haber sido la razón...

Sussman: No, en realidad quería ir a un lugar donde pensé que el paisaje y la cultura emanaban un cierto tipo de aspereza y tosquedad que me parece que no está tan disponible en el resto de Europa. Yo diría que Europa occidental está extremadamente domesticada.

AfN: Y por eso es por lo que te gusta Berlín...

Sussman: Berlín está un poco menos domesticada, pero aún menos lo está Grecia. Y esa cultura sobredomesticada no era útil para mi estética. Así que no tiene que ver nada con intentar ser históricamente correctos o con que tenga que ser en Italia por ser un mito romano.

AfN: Mientras veía la película, me llamó la atención esa escena en la que se puede ver siempre, por un lado y por otro, a ese guardián del Pergamon Museum. ¿Puedes explicar el significado de esa constante presencia?

Sussman: El "Viejo Guardián" (Nesbitt Blaisdell) es también una idea mítica, en la que tienes a un personaje adivino o vidente que está siempre allí y presencia la acción. Imaginamos también un "Viejo Rómulo" y un "Joven Rómulo" (Jeff Wood) conociéndose en el museo. Te has dado cuenta de que siempre estaba allí, y eso era lo que tenías que ver: que siempre estaba allí, y que con él empieza y termina la obra. Es tanto testigo como vidente; alguien que revela a los hombres su destino y conoce la historia antes de que ocurra. Puedes imponerle cualquier narrativa que se te ocurra, pero lo principal de lo que tienes que darte cuenta es de que hace una aparición en cada escena y observa claramente la acción. Él es allí un guardián, es un guardia de seguridad del aeropuerto de Tempelhof, es un turista con una Polaroid en la casa. Al final, está simplemente observando y atestiguando el caos, como si fuera algo inevitable y él ya lo supiera de antemano. Lo que concuerda con la posibilidad del "Viejo Rómulo" (que lo habría visto todo de antemano).

AfN: Para un frecuente espectador de películas de Hollywood, acostumbrado a los finales felices, el final es también bastante inusual. Tu película tiene un final abierto...

Sussman: Bueno, el destino que se cumple en esos hombres y mujeres es inevitable: están destinados a ese caos, y esa idea utópica, ese sueño de un perfecto estilo de vida, la casa perfecta, etc., todo queda deshecho. Si lo piensas un poco verás que trata sobre el deseo, el mito en sí trata sobre el deseo, se convierte en una simple fábula sobre "ten cuidado con lo que deseas".

AfN: El final de la película me recuerda también el cuadro de David.

Sussman: Sí. El momento significativo que estamos tratando de crear al final de la intervención es el desmoronamiento del ideal social utópico. Por eso no había forma de que nuestra intervención culminara en una reconciliación y un final feliz. Es decir, al final nuestros propios hombres comienzan a luchar unos contra otros. En la casa, las relaciones empiezan a romperse, el triángulo amoroso que los hombres iniciaron en el mercado de carne donde robaron a las mujeres, al final se entregan ellos mismos. Se agarran a su propio mal. Eso se ve claramente en la escena del lecho (con Walter Sipser, Grayson Millwood y Marilisa Chronea), en la que un hombre juega el papel del perfecto intruso que intenta atraer la atención de la esposa de otro hombre mientras él trata desesperadamente de hacer lo mismo.

AfN: Mientras me preparaba para esta entrevista, leí la palabra "aburrida". A mí no me pareció aburrida la película, pero la palabra "aburrida" fue usada por tí en una de las entrevistas que leí. Decías que en una película que no es ni una obra convencional de videoarte ni una típica película de Hollywood, tienes que tomarte esas secuencias como partes donde prepararte para algo que está a punto de suceder.

Sussman: Espero que seamos capaces de hacer algo que sea abstracto, pero a la vez no aburrido. Ése es el reto, hacer algo que no sea narrativa tradicional pero que a su vez sea capaz de captar la atención del espectador.

AfN: Pero el momento de la película en el que están sentados en ese edificio de los 60 no me pareció para nada aburrido...

Sussman: Era tedioso. Se supone que tienes que sentir el aburrimiento de los personajes, su tedio; que llegaron con ese sueño que no pueden alcanzar. Pero aún así hay suspense... Creo que tiene suspense y que es bastante interesante. El espectador puede superar ese tedio, si es que está dispuesto...

AfN: Pero tú te sientas ahí a esperar, entonces aparece alguien en una barca de remos y no sabes qué es lo que está pasando. Y todos están ahí sentados, mirando sus revistas, y es muy como la vida real...

Sussman: ...exacto, la cual es a veces aburrida. Así que tienes que trabajar con eso, pero eso no significa que quiero que los espectadores se aburran. Los personajes pueden parecer aburridos o actuar como si lo estuvieran, pero eso no significa necesariamente que el espectador se aburra. Creo que el tedio en el que se encuentran no es exactamente lo que se dice aburrimiento.

AfN: Cuando hablamos de hacer películas y de ser un artista, ¿cómo reaccionaría Hollywood a eso?

Sussman: No lo sé. De verdad que me gustaría saberlo. Esperamos ser invitados a Cannes. Lo hemos solicitado. Creo que cada año escogen una pieza de videoarte. El año pasado fue "Zidane", de Douglas Gordon y Philippe Parreno.

AfN: Estuve hablando de eso en DiVA, la feria de videoarte de Nueva York. Algunas personas que se consideran a sí mismas videoartistas se enfrentan siempre al problema "cuando hago videos, ¿qué puedo hacer para vivir de esto? ¿Cómo puedo entrar en este negocio?". Te enfrentas a esa dualidad de tener un millón de visitantes pagando entrada o ser un artista...

Sussman: El millón de visitantes no es una realidad. Aún tengo que trabajar en el mundo del arte.

AfN: Y por eso ofreces esas fotografías coleccionables...

Sussman: Sí, pero los videos son coleccionables también. Es decir, el gran objeto a comprar es el video. Es una edición de 10, más 2 pruebas de artista, de las cuales yo guardo una. Ahora mismo hay 8 vendidas.

AfN: ¿Y vienen con la documentación?

Sussman: Con "documentación" supongo que te refieres a las fotografías, las cuales no considero documentación sino, por el contrario, íntegras obras de arte, realizadas por tres fotógrafos: Bobby Neel Adams, Benedikt Partenheimer y Ricoh Gerb. Pero la respuesta es no. Si compras el video, compras el video. Las fotografías son obras aparte.

AfN: ¿Es un DVD?

Sussman: No, no es un DVD. No hemos hecho ni queremos en absoluto hacer un DVD. Cada comprador adquiere una CPU y un disco duro además de un máster de la grabación en formato HD-cam SR.



Eve Sussman, Marek Claassen (Artfacts.Net)

AfN: ¿Es igual en los anteriores trabajos? "89 segundos..."...

Sussman: Para "89 segundos…" entregaba un máster de la grabación, una versión en WINDOWS Media 9 y un DVD, lo cual fue un error del que aprendí. Nunca debí haber entregado un DVD. Si quieres que los coleccionistas proyecten la obra con alta definición y que así aparezca en los museos, es mejor que se la proporciones con alta definición... Obviamente, quieres darles la versión de la obra con mayor calidad, y esa versión es un archivo de alta definición, así que lo que adquieren es un pequeño ordenador con un archivo HD, y el ordenador puede ejecutar la obra.

AfN: ¿Y ambas obras fueron realizadas para pantalla grande?

Sussman: Ambas obras se instalan según el emplazamiento, creamos una pantalla acorde a la arquitectura específica. No creo que estas piezas funcionen bien en pantallas pequeñas. Deberían ser al menos del tamaño que usamos en Hamburger Bahnhof (4 x 7 metros). También tengo obras pequeñas. Además de la pieza principal, "El Rapto...", que es un film de 83 minutos, hemos estado haciendo también obras para pantalla plana con formato pequeño, de unas 20 pulgadas más o menos. Funcionan más como pinturas en movimiento o como lo que llamamos "postales". Rodamos unas 200 horas de metraje , de las que hemos extraído estos proyectos colaterales, que van en pantallas más pequeñas y son además más accesibles para la gente que pudiera querer coleccionar videoarte. Esas obras son parte del proyecto El Rapto de las Sabinas, pero no aparecen como tales en la película. Son obras diferenciadas.

AfN: ¿Y quién se ocupa del apartado estético?

Sussman: Trabajo junto a nuestro diseñador de indumentaria, Karen Young, nuestra coreógrafa, Claudia, y los actores. Por tanto, la estética de la dirección artística procede de mí, en colaboración con el equipo creativo y los actores. Trabajo también con tres fotógrafos, y en ocasiones soy yo la que está rodando o alguno de ellos o todos a la vez. Usamos dos cámaras de video y a veces además una cámara de cine, tres cámaras fotográficas y la grabación de sonido... Es como estar en un partido de fútbol, en zona de guerra o en un concierto de rock. Pero si hablamos de cómo debería lucir la habitación, lo que debería vestir la gente o dónde deberían estar sentados, todo eso está a la vez dirigido e improvisado. Karen y yo imaginamos lo que la gente debería llevar puesto, y junto a los artistas de peluquería y maquillaje decidimos qué apariencia deben tener los actores. En cuanto a lo que la gente hace en una escena específica, hay mucha improvisación por parte de los actores, aunque hay una estructura para muchas de esas improvisaciones que Claudia y yo establecemos basándonos en conversaciones con los actores.

AfN: ¿Qué es Rufus Corporation?

Sussman: Bueno, en algún momento necesitas convertirte en una compañía. Cuando empiezas a trabajar con tanta gente, te das cuenta de que empieza a perder sentido identificar las obras sólo con mi nombre, especialmente teniendo en cuenta que trabajo una y otra vez con el mismo grupo de gente.

AfN: ¿Y será igual para la siguiente obra, basada en "White on White" de Malevich?

Sussman: Eso espero. Veremos cómo se desarrolla todo, pero creo que hay un núcleo de unas diez personas que seguirá aquí.

AfN: Pero también trabajas sola.

Sussman: Sí, es lo que he hecho durante los últimos diez años, y podría hacer ahora alguna obra en solitario, pero estas dos últimas han sido realizadas por Rufus Corporation.

AfN: Muchas gracias por la entrevista.

Sussman: A vosotros.


(4.4.2007)

Entrevista: Marek Claasen
Traducción: Raúl Molín López

www.rufuscorporation.com

  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales