Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

art.es: ¿Qué pasa en... Puerto Rico?


Favián Vergara, Me Golpeaste Tanto Anoche (2006)

Por Fernando Galán

¿Una nueva feria de arte en el Caribe? La idea parecía original y sustentada en dos sólidos motivos: la tradición artística de la zona y sus circunstancias lúdicas, que, como sabemos, vienen demostrando ser un factor muy importante en el éxito comercial de las ferias hoy en día. Además de la confianza que merecían quienes impulsaban el proyecto. Pero cuando me invitaron a participar en la primera edición de CIRCA, el año pasado, ya tenía mi agenda ferial demasiado llena y las fechas coincidían con las de arteBA(Buenos Aires) y KIAF (Corea). Sin embargo, este año, además de adelantarse a principios de abril y no coincidir con ninguna otra feria (cosa rara en los feriales tiempos que corren), ya tenía previsto muy de antemano venir a ella con esta revista.

Es la primera vez que estoy en Puerto Rico y me produce la misma sensación que las visitas que he hecho a Cuba: me parece no haber salido de territorio español. María Reina de la Puebla, que fue a recogerme al aeropuerto en nombre de CIRCA, me dijo muchas cosas en mis primeros minutos en la isla, pero hay una que recuerdo en especial: "Siempre hemos sido una colonia, desde hace 500 años, así que no sabemos lo que es ser un país independiente. Lo fuimos de España durante 400 años y ahora lo somos de Estados Unidos". Pero, al contrario que en otras torpezas históricas, Estados Unidos ha sabido mantener en este caso un estatuto muy especial para Puerto Rico: el de Estado Libre Asociado, con un Gobernador al frente de su Administración que es elegido por sufragio universal, lo que no impide que los isleños tengan la sensación de seguir siendo una colonia. Puerto Rico parece estar predestinado a ser "especial", porque ya en 1809 fue emancipada de su colonial condición y proclamada provincia española de ultramar (como lo son las Islas Canarias, por ejemplo): cuando Napoleón ocupó España e impuso en su trono a su hermano José Bonaparte todas las colonias americanas aprovecharon la coyuntura para independizarse, excepto Puerto Rico, que se mantuvo leal al rey Carlos IV, por lo que fue recompensada con ese estatuto de provincia.

Visto con la presunta objetividad del exterior, me parece que Puerto Rico mantiene sus señas de identidad, basadas en una hibridación secular, muy independientes y sin particular contaminación del supuesto colonialismo: muchos puertorriqueños no saben hablar inglés y su producción artística (dentro de la globalización generalizada de nuestro mundo actual) tampoco parece especialmente afectada por las tendencias imperantes en el territorio continental. Al contrario, los intereses y los lenguajes de sus artistas me parecen más afines a los que podemos encontrar en la creación de otros países latinos como Brasil y Cuba, por ejemplo. El carácter caribeño parece ser indómito y dotado de una fuerte personalidad propia. De tal forma es así que de los cuatro millones y medio de puertorriqueños o descendientes de puertorriqueños que residen en Estados Unidos un millón vive en Nueva York y sus proximidades, lo que ha dado origen a un término específico para ser designados dentro de esa inmensa Torre de Babel que es la Gran Manzana: "nuyoricans" ("newyoricans"), sinónimo también de signos y costumbres propios de lo que un antropólogo llamaría una subcultura urbana, y que ya quedaron reflejados en la película Rebelde sin causa (Nicholas Ray, 1955). El Movimiento Nuyorican de Nueva York engloba innovadoras tendencias artísticas de múltiples campos (poesía, música, artes plásticas, hip hop, cine, teatro...) y tiene su cuartel general desde 1975 en el mítico Nuyorican Poets Cafe (www.nuyorican.org).

La población del país (llamémoslo así aunque sólo sea por cuestiones prácticas, en vez de Estado Libre Asociado) es de cuatro millones, por lo que la diáspora de puertorriqueños en el "exilio" es una de las más elevadas del mundo en términos porcentuales. Recuerda un poco al caso de los judíos, conservadores también a ultranza de sus señas de identidad propias. Teniendo esto en cuenta, junto al hecho de que la isla tiene sólo 9.000 km2, una de las primeras reflexiones que me produjo el descubrimiento "in situ" de su tejido artístico es que posee una de las mayores densidades que conozco en el mundo de coleccionistas de arte. En tan sólo dos ediciones, Roberto Nieves, director y "propietario" de CIRCA, ha conseguido articular una estrecha y entusiasta colaboración con estos coleccionistas, lo que nos permitió a los invitados desayunar y cenar en las casas de cinco de ellos, cuyas colecciones pudimos disfrutar con deleite y distensión: las de Diana y Moisés Berezdivin, Alberto de la Cruz (hijo de los conocidos coleccionistas de Miami Rosa y Carlos de la Cruz), Chilo Andreu, Pedrín Muñoz Marín y la de Mari Olga y Ramón Lugo. En general, las colecciones puertorriqueñas son muy internacionales (la última de las citadas, por ejemplo, se especializa en pintura alemana), lo que demuestra un talante muy abierto que rehuye caer en localismos empobrecedores.



Ixone Sádaba, Phlegmone I (2004)


Las ventas de la feria fueron elevadas y dejaron satisfechas a la mayoría de las galerías expositoras, algo de lo que no pueden presumir muchas ferias del mundo, dada su actual proliferación y el hecho de que el pastel a repartir (los coleccionistas) es limitado. Procedentes de Latinoamérica, Estados Unidos y cinco países europeos (sobre todo de España), mostraron y vendieron mayoritariamente pintura (¡claro!), pero también estuvieron bien representadas la fotografía y el dibujo, echándose en falta una mayor presencia de la escultura y el vídeo. La galería alemana Anita Beckers (Frankfurt), conocida por el alto nivel de su dedicación al vídeo, y la española Altamira (Gijón, Asturias), que mostró una exquisita obra de Mariana Vassileva, salvaron mínimamente esta carencia de un medio que está en la cresta de la ola de los coleccionistas más avanzados, carencia que también se aprecia en las colecciones privadas puertorriqueñas. CIRCA incluyó este año un programa de siete "Project rooms" de otros tantos artistas, entre los que destacaron los presentados por los jóvenes Antuan (Miami, USA) y Braulio Espinosa Castillo (Puerto Rico). Para próximas ediciones es deseable que la selección de galerías locales sea más rigurosa y participen sólo las que abordan lenguajes auténticamente contemporáneos.

San Juan de Puerto Rico, la capital, tiene una joya poco conocida en el exterior, el Viejo San Juan, una reliquia de los tiempos (realmente) coloniales que es casi una isla dentro de la otra isla. Sus calles adoquinadas albergan una arquitectura bien preservada de los tiempos españoles, un barrio fundado por piratas, La Perla, y la iglesia más antigua de todo el Caribe, San José. Pero las galerías y los museos de arte contemporáneo se desparraman por la extensa ciudad moderna, la que tiene aire y estética más internacionales. Son cinco los museos existentes en la ciudad: Museo de Arte de Puerto Rico, Museo de Arte Contemporáneo, Museo de la Universidad de Puerto Rico, la Galería Nacional y el 1414.

El primero, inaugurado en 2000, fue creado por iniciativa privada, lo rige una Junta autónoma y está financiado parcialmente por fondos gubernamentales. Como sugiere su propio nombre, nació con el objetivo de exponer arte puertorriqueño, pero este papel parece haberse trastocado con el del Museo de Arte Contemporáneo, ya que expone más autores contemporáneos e internacionales mientras que éste se ha ido decantando hacia lo local y lo histórico. El Contemporáneo abrió su sede inicial en la Universidad del Sagrado Corazón y fue promovido por un grupo ecléctico de particulares, comisarios, galerías y coleccionistas, sigue regido por manos privadas y tiene un convenio con el Gobierno por el que éste le financia anualmente con la misma cantidad de fondos privados que consigue reunir. Ambos museos están situados actualmente en el barrio de Santurce y muy próximo uno del otro. El Museo de la Universidad de Puerto Rico se llama, en realidad, de Antropología, Arqueología y Arte, su sección de arte cuenta con las mayores colecciones de los dos principales maestros históricos del país, Campeche y Francisco Oller, y también acoge eventuales muestras de la contemporaneidad. La Galería Nacional acaba de inaugurarse este mes de febrero con el objetivo de albergar la colección del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Se ha abierto una primera fase, la que abarca desde Campeche hasta la pasada década de los 60, y está pendiente de abrirse la que acogerá la creación desde esa fecha hasta nuestros días. El 1414 (número de la calle en que está situado) es un centro abierto hace dos años por el matrimonio Berezdivin para albergar su colección, que es una de las más contemporáneas y "arriesgadas". Su apertura marcó un hito en la historia del coleccionismo privado, no sólo dentro del país, sino también a nivel internacional y es un síntoma claro de la efervescencia artística que está viviendo Puerto Rico.

Fuera de San Juan hay otros dos centros de importancia: el Museo de Caguas y el de Ponce, situados en las localidades de estos nombres. El Museo de Ponce fue fundado en 1959 por Luis A. Ferré, Gobernador de Puerto Rico del bando anexionista (partidario de la integración total del país en los Estados Unidos) y propietario de una enorme y buena colección de arte que va desde el Renacimiento a los Prerrafaelitas, de los que tiene unos fondos comparables a los existentes en el Reino Unido. Actualmente, este museo tiene grandes proyectos dedicados al arte contemporáneo.

En cuanto a ese otro factor determinante en la medición del entusiasmo colectivo por el arte, el de las instituciones sin ánimo de lucro y los colectivos de artistas autogestionados, en los dos últimos años han abierto en la isla cuatro proyectos: uno en Cagua, Área; y tres en San Juan, "=Desto", Tag.rom y Blackbox. Este último, un colectivo formado por artistas muy jóvenes, ocupa un espacio de un edificio histórico del Viejo San Juan y organizó una exposición encuadrada en las actividades paralelas de CIRCA. Entre los participantes, debemos prestar atención a la próxima evolución de Karla Cott, lo Carrión, Joshua Santos, María G. Resende, Bernat Tort y Héctor Madera.

www.art-es.es

  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales