Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Entrevista con Bernar Venet en su estudio de París


Bernar Venet y Marek Claassen (AfN)

Bernar Venet es mundialmente conocido por sus esculturas de acero de gran formato, especialmente por sus grandes arcos.

AfN: Señor Venet, es un placer encontrarte en París, ya que resides en Nueva York. París era el centro artístico mundial. ¿Cuál consideras que es el status actual de la ciudad?

Bernar Venet: Hoy en día, la gente ya no considera París la capital artística mundial, y es verdad que Nueva York es la escena más importante; sólo en Manhattan, ya hay tantas galerías y artistas de todo el mundo... Pero seamos sinceros, Londres es también importante, Nueva York ya no está sola en la primera posición.
Aunque no deberíamos pensar tanto en términos de "cuál es el mejor lugar". También hay grandes artistas viviendo en París. Es que simplemente no tiene el apoyo que requeriría para ser reconocida como gran centro artístico. Principalmente, carecemos del apoyo de los coleccionistas.

AfN: Como berlinés, estoy familiarizado con una parte de tu obra: los grandes arcos. Desde hace 20 años contamos en nuestro espacio público con el impresionante arco llamado "Arc 124.5 Degree". ¿Puedes contarnos algo acerca de esta obra, y cómo sucedió que esté en el centro de Berlín Oeste?

Bernar Venet: En realidad fue un encargo del Gobierno francés. Con ocasión del 750° aniversario de la ciudad, dicho gobierno decidió regalárselo a Berlín, y me pidió a mí realizar la escultura.
La obra me gustó tanto que decidí hacer una similar un año después en Niza, en el Jardin Albert 1er, una obra con una forma muy parecida, sólo un metro más pequeña, pero situada en un emplazamiento muy espectacular.

AfN: Me resultan interesantes tus grandes proyectos inconclusos, como "Arc majeur de 185.4°", realizado para la autopista A6 de Francia, o las lanzas apoyadas en el Arco del Triunfo, o las lanzas de Shanghai. En las fotos, aparecen como trazadas en el cielo. ¿Qué importancia tiene el tamaño en tu obra?

Bernar Venet: A decir verdad, el tamaño no es muy importante. En realidad disfruto mucho más haciendo una pequeña escultura que sea totalmente radical y diferente a cualquier otra cosa que yo conozca de la historia de la escultura. Es un auténtico placer. Por supuesto, hacer una escultura de gran formato es como dejar mi impronta en esa ciudad, y tengo bastantes por todo el mundo. Pero aún busco desafíos como hacer esa escultura en la autopista o las lanzas en el Arco del Triunfo. Y dicho sea de paso, estoy trabajando ahora en eso porque el presidente Sarkozy ha dicho que le gustaría que cada año hubiera un evento especial para el 14 de julio.

AfN: ¿Puede hacerse eso en un año?

Bernar Venet: Sí, si en un mes me dice que es posible, puedo construir la escultura en dos meses. Tenemos ya todos los estudios previos y todos los permisos de los arquitectos franceses.

AfN: He visto recientemente uno de tus arcos incorporado a un edificio en Neu-Ulm, Alemania. El edificio junto a tus esculturas, ¿qué es para ti? ¿Extensión dentro de la arquitectura? ¿O una especie de "Kunst am Bau" (decoración)?

Bernar Venet: Nunca pensé hacer una escultura así. Pensaba hacer un arco que se apoyara en el edificio. El señor Schneider, propietario del edificio, me mostró el plan, una idea totalmente equivocada. Así que le dije que no era posible. Tras un rato, le dije "¡esto es lo que haremos!". El arco, como sabes, sale desde el interior del edificio, sube sobre la acera hasta lo alto del edificio, apoyándose en él, y después se prolonga. Fue una propuesta sobre la que nunca antes había pensado, y me gustó mucho poder realizarla. Y cuando la vi instalada no me disgustó, ya que las proporciones eran las correctas, lo cual es siempre el gran desafío. Es muy difícil decidir la sección del arco en relación a la altura de la escultura, es el punto donde puedo tener éxito o fallar.

AfN: Normalmente, tus arcos son obras exentas. ¿Existía ese edificio previamente?

Bernar Venet: No, lo acababan de construir. Mientras lo construían quisieron añadir algo artístico, por lo que pudimos incorporar el arco con mucha facilidad.

AfN: El edificio pertenece a una empresa, y la silueta del arco junto al edificio se ha convertido en su logo. ¿Era algo intencionado?

Bernar Venet: No, no era intencionado. Pero comprendo que quieran usarlo... Ellos llaman al edificio "el edificio Venet". Dije que sí porque digo que sí a todo. No es algo que me afecte, y si a ellos les alegra, yo me alegro por ellos.

AfN: Además de los arcos, has hecho de todo: instalaciones, performance, sonido, video, luz, diseño, dibujo, grabado, pintura y escultura diversa. El metal se ha convertido en tu material favorito. ¿Qué importancia tiene el carácter multidisciplinar de tu obra en tu expresión artística?

Bernar Venet: Antes que nada, me gustaría decir que no me considero exclusivamente un escultor. Quiero ser un artista con capacidad de expresarse en diferentes campos. Empecé como pintor, y desde muy pronto hice también performances. Yo lo llamo un problema de equivalencias; es el mismo contenido sólo que presentado de un modo diferente. Por ejemplo, cuando comencé, a principios de los 60, hacía pinturas monócromas negras con alquitrán. Al mismo tiempo, hacía pilas de carbón , también negras y también sin composición ni forma específica. Y pensé: si cojo una carretilla y grabo su sonido durante dos horas será algo muy repetitivo y monótono, una equivalencia a lo anterior. Hice un libro completamente en negro... Simplemente presentaba mi obra de diferentes modos para expandir el concepto tanto como fuera posible.

AfN: ¿Por qué empezaste a trabajar con metal?

Bernar Venet: Vino de un modo muy natural. En los 60 no hacía más que diagramas matemáticos, en los que muy a menudo encuentras líneas rectas o curvas que son representaciones gráficas de una ecuación. En 1976, cuando retomé mi trabajo tras parar por 6 años, me di cuenta de que la línea se estaba convirtiendo en mi principal tema de trabajo. Y la línea indeterminada se convierte en lo más natural que se puede hacer, porque ¿qué variación puede hacerse después de una línea recta, una línea rota y un arco? Sólo puedes hacer una línea libre, indeterminada, algo que ya no sea matemático. Así es como comencé este nuevo motivo que en realidad ha ampliado notablemente mi campo de investigación.

[...]

Empecé con el lienzo, después un día me di cuenta de que no era necesario usar el soporte del lienzo para hacer un ángulo; podía hacer un ángulo o un arco de madera directamente sobre el muro. Entonces hice una línea indeterminada. Las líneas indeterminadas empezaron a hacerse presentes sobre los muros, como espirales, pero superponiéndose. Y entonces, de un modo muy natural, empezaron a invadir el espacio, y en el acero encontré el mejor medio para realizar estas nuevas obras.

AfN: Para tu página web (www.bernarvenet.com) has elegido un video de tu performance "Accident" como animación inicial. ¿Qué importancia tiene ahí el sonido?

Bernar Venet: Desde el principio, el sonido ha sido para mí tan importante como la obra visual o cualquier otra disciplina o medio. Así que al realizar estas performances en Sudamérica, Los Angeles o Francia, me di cuenta del interés de estas variaciones, tan impredecibles como las propias esculturas.
En cualquier caso, la música me ha interesado siempre mucho. Presenté un ballet en la Ópera de París, para el que hice la coreografía, el escenario, los trajes y la propia música, que fue interpretada durante una semana por la Orquesta Nacional. Creé un nuevo modo de escribir la música, un modo de asegurarme de que era posible para los músicos leer lo que yo quería hacer. El método tradicional para escribir música sólo existe desde hace cinco siglos, y sólo en la cultura occidental. En China, África o Sudamérica no lo usan.

AfN: ¿Y qué dirías del color?

Bernar Venet: El color no me interesa mucho. En general dibujo bastante bien, pero el color no es algo que controle mucho. Cuando hice mis piezas de cartón a principios de los 60, le decía a los nuevos propietarios que podían cambiarle el color sin necesidad de decirme nada. No impuse ningún color. Y hoy, cuando uso colores, a veces sigo la misma ecuación: hago uno azul, uno amarillo. No importa.

AfN: En una antigua conversación, me dijiste que querían pintar de rojo el gran arco junto a la autopista en Francia, y que no te gustaba la idea. Paralizaste el proyecto.

Bernar Venet: Decidieron que querían una escultura roja cuando el proyecto estaba ya muy avanzado. Les dije que era imposible, que yo quería hacerla de acero o eventualmente en negro, pero no en un color brillante como el rojo... imposible.

AfN: Así que en este caso el color es inherente al material.

Bernar Venet: Exacto. Tiene que ser el color del propio material

AfN: En tu obra haces referencia a Jacques Bertin, uno de los gurús de la Visualización de la Información. ¿Cómo se conjuga con performances, líneas indeterminadas, pilas de carbón y arcos construídos matemáticamente?

Bernar Venet: Sus teorías me resultaron interesantes para justificar la radicalidad y originalidad de mi obra de los 60, todas las piezas que realicé usando información científica. Se aplica sólo a este período, pero no a todo lo nuevo. Lo nuevo depende completamente de la casualidad y la predictibilidad...

AfN: ¿...y la subjetividad?

Bernar Venet: La subjetividad es algo que vengo aceptando desde 1976, pero antes intentaba luchar contra ella y, por supuesto, me di cuenta de que no hay nada totalmente objetivo, que cuando decido ser objetivo estoy haciendo una propuesta subjetiva.

AfN: Tus primeras obras eran fórmulas monosémicas. Hablaban por sí mismas. Actualmente, superpones muchas fómulas y colores. ¿Puede verse esto como una especie de barroquización de tu anteriormente diáfano estilo?

Bernar Venet: No, creo que es una propuesta completamente diferente. Sí, aún uso información matemática o diagramas, pero en aquellos tiempos los usaba por razones teóricas. Para empezar, ni siquiera los elegía; alguien los elegía para mí, siguiendo unos criterios que se suponían muy importantes. Ahora los elijo yo mismo, buscando imágenes que sean muy diferentes de cualquier otra cosa que conozca de la historia de la pintura. Por lo tanto, empecé por presentarlas así, en estado puro, y sólo desde hace cuatro años decidí hacer esas pinturas saturadas en las que superpongo las imágenes.
La gente habla de abstracción, y conocemos muy bien la historia del arte abstracto, pero lo que resulta interesante al ver esas ecuaciones matemáticas (no me refiero a las saturadas sino a las meras ecuaciones) es pensar que si quieres hablar de abstracción, ésas son definitivamente las pinturas más abstractas que se pueden ver. Es una fórmula matemática pura. No hay nada más abstracto; no hay nada más independiente de lo que nos rodea. No hay simbolismo. No hay relación con nada. Es la máxima abstracción que una pintura puede alcanzar.

AfN: ¿En qué trabajas actualmente?

Bernar Venet: Trabajo en varias cosas a la vez. Trabajo la línea recta, los arcos, las líneas indeterminadas... Si tengo una nueva idea, simplemente voy en esa dirección. Ahora mismo estoy desarrollando mucho más los arcos que otras cosas, excepto las líneas indeterminadas, que son mucho más crudas e improvisadas, menos controladas que en el pasado. Pero es con los arcos con lo que estoy haciendo las propuestas más diferentes a lo que estaba haciendo con anterioridad.

AfN: Antes de la entrevista hemos estado hablando un poco acerca del mercado y del desarrollo de las ferias, y decías que estás representado directamente por Sotheby's, quienes están haciendo una gran muestra para ti. ¿Puedes contarnos algo sobre esto?

Bernar Venet: Ocurrió así: durante los últimos cuatro años, Sotheby's ha estado organizando exposiciones (ellos las llaman "exposiciones de prestigio" y también "ventas privadas", con obras que no se venden en subasta) usando desde esculturas de grandes artistas históricos como Rodin, Picasso, Calder, Max Ernst o Miró hasta los artistas clásicos americanos.
Y el año pasado me invitaron a presentar dos esculturas. Me sentí muy halagado. Una semana después de la inauguración, me llamaron para decirme que las dos piezas habían sido ya compradas por los que probablemente son los dos mayores coleccionistas de Alemania y América, respectivamente. Y me preguntaron si tenía otras obras, ya que la gente pedía más, y les dije que no, porque tenía una gran retrospectiva en Corea, una exposición en Burdeos y otra gran exposición en Metz, y todo junto sumaba 25 obras. Era imposible proporcionarles más esculturas.
Entonces quisieron hablar conmigo y nos encontramos a principios de marzo de 2007. Durante la comida, me dijeron que tenían una reunión con la gente más importante de Sotheby's y que les gustaría organizar por vez primera una exposición individual en el mismo lugar en el que hasta ahora habían hecho las exposiciones colectivas, y que les gustaría hacerla conmigo. Pensé que era una buena idea, algo tan arriesgado para ellos como para mí. No es fácil presentar a un artista francés en América e intentar convertirlo en un evento, pero tienen mucha confianza.

AfN: Pero no siempre hay una relación fácil entre los artistas y las casas de subasta, porque las casas de subasta cogen vuestra obra, la venden a otra gente, para beneficio de otros...

Bernar Venet: También al hacer una exposición en la Pace Gallery o en Gagosian está todo en venta. En realidad la diferencia no es muy grande, excepto que, en este caso, ellos tienen un poder extremo en el mundo del arte y conocen a todos los grandes coleccionistas que eventualmente pueden comprar una escultura. Pensé que el problema era que iba a poner nerviosos a algunos galeristas, pero también he pensado que, con tanta promoción, ayudará a todas esas galerías en el futuro.

AfN: Porque crea atención, y la atención crea mercado.

Bernar Venet: Exacto. Pero el mercado no es lo más importante para un artista, es algo secundario. Para un artista, la actividad más importante es crear arte, pero es verdad que hoy en día el mundo del arte se organiza de modo que tenemos que vender nuestra obra. Siempre digo que el arte no debería ser vendido, sino regalado a aquellos que lo merezcan. Aunque, por desgracia, no funciona así.

AfN: Pero en ese caso el profeta llega a la gente que lo merece. Es una relación que podría funcionar. Otros artistas contemporáneos podrían trabajar directamente con casas de subasta.

Bernar Venet: La intención de Sotheby's es hacer una exposición el próximo año, quizás con un pintor, quizás con un escultor, no lo sé. Pero intentarán hacerlo otra vez, una exposición cada año al más alto nivel.

AfN: Estaremos esperándola. ¿Dónde exactamente tendrá lugar?

Bernar Venet: En Florida, cerca de Orlando, en un lugar llamado Isleworth.

AfN: Señor Venet, muchas gracias por la entrevista.

Bernar Venet: ¡Ha sido un placer!


Entrevista: Marek Claassen

Traducción: Raúl Molín López

www.bernarvenet.com

  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales