Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Entrevista con Oliver P. Kurth, director de Kölnmesse GmbH


Oliver P. Kurth y Marek Claassen


AfN: ¿Cuántas ferias organiza al año?

Kurth: Cada año tenemos alrededor de 70.

AfN: Es decir, en torno a cinco al mes.

Kurth: Siempre depende de la época del año. En verano es mucho más tranquilo, mientras que en otoño y a comienzos de año hay más movimiento.

AfN: ¿Y qué papel desempeñan ambas ferias? (Cologne Fine Art & Antiques y Art Cologne).

Kurth: Desempeñan un papel muy importante ya que destacan en nuestro dossier. A lo que me refiero es que, desde el punto de vista económico, tienen un papel secundario; pero en cuanto a la imagen y el alcance son de gran imporatncia. Por eso estamos tan interesados en que este evento tenga éxito y se sitúe en una buena posición.

AfN: En Estados Unidos hay, por ejemplo, empresas como Merchandise Mart que han comprado Armory y Volta, o Reed Exhibitions que se está expandiendo -ellos tienen la FIAC y la Viennafair. ¿Qué importancia estratégica tiene esto para el mercado de las ferias de arte? ¿Qué objetivos tienen estas empresas? ¿Cree que se puede ganar dinero?

Kurth: Ganar dinero con ello es muy importante. Nosotros no lo hacemos -esto lo digo ya abiertamente. No es ningún secreto. Para nosotros Art Cologne es, con toda seguridad, una responsabilidad política y cultural que tenemos de cara a Colonia, la región y también Alemania.

La Art Frankfurt fue rechazada, así como la dc contemporary. Por el momento, parece ser que hay fuertes discusiones en Berlín sobre cómo consolidar la industria ferial. La situación económica muestra que esto no es un hecho aislado, sino que hay muchos eventos artísticos en Alemania con dificultades para sobrevivir y subsistir.

AfN: Pero, en estas condiciones, ¿por qué hay empresas en el comercio ferial que se dedican a comprar a lo loco?

Kurth: Eso no es nada nuevo, nosotros también compramos ferias. Ya hemos comprado varios eventos importantes. Lo hacemos cuando creemos que la situación en la se halla un sector determinado presenta cierto potencial.

En Colonia y en el arte es otra historia. Aún recordamos aquella época próspera de los años noventa cuando teníamos 300 galerías (en Colonia) -es decir, comparable a Basilea, también en cuanto a la calidad - pero esto ha cambiado claramente en los últimos 20 años. En lo que se refiere a la calidad, estamos sufriendo un proceso de erosión y no creo que Reed u otros quisieran comprar Art Cologne hoy día. En primer lugar, se deben dar las condiciones necesarias y en eso estamos trabajando. Son conscientes de los cambios que hemos llevado a cabo y ello contribuirá a nuestra vuelta en escena y a crear una situación próspera.

AfN: Usted ha dicho que Art Cologne es parte, en cierto modo, de la identidad de la ciudad más que "simplemente una feria". Art Cologne, sus anuncios, banderas y carteles se hallan omnipresentes en la ciudad. Me dio la impresión de que no se trata sólo de la importancia a nivel económico de feria, sino también de una forma de presentar la ciudad.

Kurth: Exactamente. Yo lo veo como parte de nuestra responsabilidad. Podríamos coger el camino más fácil y decir "no podemos alcanzar nuestras metas económicas con eventos de este tipo, así que desechémoslo". Esto simplemente no es posible, ya que como empresa pública - puesto que somos una propiedad estatal federal y municipal - tenemos otras responsabilidades. Pero necesitamos más. No podemos hacerlo nosotros solos. Colonia, la región y nosotros mismos, la institución ferial, debemos trabajar unidos para cambiar muchas cosas y situar este evento en una posición mejor.

AfN: ¿Y esta mezcla entre modernidad clásica y arte contemporáneo es algo que para Art Cologne merece la pena conservar -es decir, el ofrecer algo para todos los gustos? ¿Cree que podría cambiar de postura en cuanto al contenido?

Kurth: Bueno. Ahí no quiero entrometerme en las responsabilidades de Daniel Hug. Acaba de llegar y estará en plena actividad a partir del 1 de mayo. Creo que la diversidad es esencial. Una propuesta centrada únicamente en el arte contemporáneo ya se ha organizado en otros sitios y no ha funcionado. La mezcla de modernidad clásica y el aspecto contemporáneo crean el cóctel perfecto. Es en eso en lo que merece la pena trabajar y además creo que coincido con la opinión de las galerías mas importantes.

AfN: ¿Y usted le da carta blanca a Daniel Hug?

Kurth: Sí. [...]
Y aún le puedo decir más: antes no era diferente. Quizás había sido descrito de otra manera, pero también Gérard Goodrow, antecesor de Daniel, tuvo total libertad. Él (director artístico) tiene naturalmente un presupuesto; está claro. Pero dentro de su presupuesto él puede hacer lo que le parezca. Puede gastar el dinero tanto en prensa, como en márketing o emplearlo en contratar a gente VIP si él cree que es necesario. Nosotros confiamos en él, y estoy seguro de que él lo aprovechará y nos dirigirá con éxito en Art Cologne.




AfN: He leído en Art Magazin que ha decidido integrar mucho más el BVDG (Asociación Federal de Galerías Alemanas) otra vez.

Kurth: No quiero decir que ahora el BVDG tiene la última palabra aquí. No es totalmente correcto. El director artístico necesita tener libertad y él tomará la última decisión. Daniel Hug tomará la última decisión.
Pero he de decir que el BVDG no está suficientemente representado. Y debemos tener en cuenta que aquí la mitad de los expositores son miembros del BVDG. No debemos olvidarlo. Esto puede cambiar. Cuando las tendencias de internacionalización se impongan, Daniel es quien luchará por nosotros en el extranjero, y será entonces cuando la cuota cambie, pero creo que esto nos llevará años; y Gerrit Friese es alguien con muchas estrategias y conocimientos conceptuales. Esto es algo que nos gustaría integrar.

AfN: Las asociaciones a veces están un poco anticuadas...

Kurth: Uno se imagina que están anticuadas. Ése es el problema. Cuando se dice "Bundesverband" (asociación federal) a uno le dan convulsiones y piensa "¿cómo puede funcionar?" Pero lo hago dependiendo de las personas, y puedo decir que de momento la junta directiva del BVDG es bastante abierta y benevolente, y todos tenemos una meta común. ¿Por qué no aprovecharlo?

AfN: Anteriormente era toda una experiencia ir a París y hoy día se vuela a Miami o Shanghai. ¿Tiene Art Cologne la pretensión de competir con las grandes ferias internacionales?

Kurth: La FIAC está sobresaliendo otra vez, Madrid también ha hecho un buen trabajo. Simplemente hay que reconocerlo: Colonia ya no está sola en el mundo. En los últimos diez, quince años se ha trabajado mucho en la globalización del mundo del arte. Por ejemplo, la Frieze en Londres es un evento que nació en algún momento de la "Era Dotcom" pero que hoy día se halla claramente en lo más alto; ahí están también los jóvenes coleccionistas de arte internacionales. Creo que un emplazamiento donde tiene lugar una feria de arte no puede concentrarse solamente en lo que se encuentra en el pabellón, sino que debe asegurarse de que haya una atmósfera que encaje con él. Hay que estar al día, desarrollar un culto. Y para eso un museo no es suficiente. Debe ser algo más que eso, debe ser la escena. Y esta escena la hemos perdido un poco (en Colonia).

AfN: ...emigró a Berlin

Kurth: Naturalmente miro a Berlín con respeto, pero creo que está situación no será duradera. No hay una base estable para el coleccionista y en los últimos años desde la reunificación, Berlín ha dado una publicidad exagerada a cualquier sector, pero duraba poco tiempo, dos, tres años. Todavía no tengo la sensación de que Berlín vaya a estar necesariamente a la cabeza de Alemania. Creo que después de que se cancelaran Frankfurt y Dusseldorf, tenemos una gran oportunidad para reconquistar nuestros antiguos territorios. Y desearía -y esto es un trabajo bastante duro para Daniel- que volvamos a ser sin duda el número uno en Alemania. Entonces podríamos examinar de nuevo los diferentes ubicaciones.

AfN: Anteriormente, Art Cologne era conocida como feria de coleccionistas y ya hay bastantes "familias industriales" ¿Se puede decir que existe una generación de los hijos de los coleccionistas? ¿Están aquí o más bien en Miami?

Kurth: Eso es un problema. Y precisamente este choque generacional es de gran importancia. Creo que hoy día no se está tan atado a las tradiciones como antiguamente. Hay un estudio berlinés "11 mil millones para 7 mil millones", es decir "ambiente de coleccionista vs. Berlín", que muestra cómo el potencial más fuerte se encuentra en Renania. Es nuestro desafío que se le transmita a la nueva generación. Tenemos que trabajar en ello, quizá se podría asegurar dentro del marco de nuestro programa, que queremos construir para Art Cologne.

Es mucho trabajo, pero una vez más: nosotros no podemos hacerlo solos, debemos trabajar junto con la región -Düsseldorf, Bonn... Creo que Düsseldorf no puede establecerse solo tampoco. El proyecto fue un fracaso, lo siento por Dusseldorf. Pero tengo que decir que esto -no mucho, pero sí en cierto modo- ha ayudado a nuestro evento.

Hay algo alentador: el ambiente es mejor este año. Tenemos mejor clientela y mejores galerías que en los últimos dos años. Son las mejores bases para un nuevo comienzo, y el impulso de este evento puede darle la oportunidad a Daniel Hug de marcar un tanto.

[...]

AfN: Él también intenta atraer e impulsar a las generaciones más jóvenes de coleccionistas...

Kurth: Es curioso que en este evento "Open Space" -de unos 300m²- sea en cierto modo un imán para el público y especialmente para el público joven. "Open Space" puede que atraiga claramente a una generación más joven; aunque el dinero se haya gastado, en su mayor parte, en el arte moderno clásico un piso más arriba. Tenemos obras, como un Kirchner por valor de unos 5,5 millones de euros, una buena divisa, con seguridad. Aquí también se hacen ventas.
[...]

El arte necesita un área de conflicto, y yo realmente lo veo aquí entre la modernidad clásica y la vanguardia. Esto es lo que siempre ha suscitado interés. Aquí, en Colonia y sus alrededores, tenemos gente curiosa y heterogénea, no sólo entre los coleccionistas sino también en el público normal, y ello forma parte del conjunto y le aporta un aire renovado. Por eso, no creo en absoluto que nos hallemos en una posición tan mala. Debemos mejorar la calidad, hacernos internacionales, mejorar nuestro diálogo con el mundo del arte -por eso el comité internacional que aquí hemos creado y que Daniel ha organizado- y entonces estaré seguro de que en 2009 podremos volver a dar un paso adelante.

AfN: Entonces, el objetivo estratégico a medio plazo consiste en una nueva y completa reorganización de Art Cologne.

Kurth: Exacto. Nos hemos tomado el privilegio de no volver a admitir 200, 250, 300 galerías, simplemente para vender metros cuadrados vacíos, sino que lo que queremos es darle la oportunidad y el tiempo necesario para crecer en calidad. Entonces ya no excluiremos la posibilidad de admitir más galerías. Lo dicho, Basel -300 expositores, pero un conjunto diferente. Ya vivimos una situación parecida hace tiempo. Espero que no nos lleve otros 20 años llegar a ese momento de nuevo, pero ya estamos trabajando en ello.

AfN: Me alegro que sea tan optimista ¿No cree que a través de la internacionalización de las ferias se puede dar una evolución parecida a la del Starbucks/McDonalds, siempre con las mismas de galerías...?

Kurth: Se refiere a una aglomeración de filiales... No. Espero que no. Naturalmente es un aspecto interesante, pero hay tanta diversidad en el arte de hoy día - por ejemplo, si se piensa en Corea, Japón, India o Turquía, un país que está creciendo velozmente… Estamos pensando en incluir el concepto de país asociado que aporte cierto énfasis. Viene tanta gente joven. Debemos estar siempre al día. Supongo que ése es nuestro gran reto, reconocer a tiempo los mercados y quizás incluso situarnos un paso por delante.

AfN: Muchas gracias por la entrevista.


Entrevista: Marek Claassen

Traducción: Julio Ruiz
  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales