Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Entrevista con Wolf Lieser


Wolf Lieser junto a una obra de Manfred Mohr

Entrevista de www.artfacts.net con Wolf Lieser, Director del Digital Art Museum [DAM], la Gallery [DAM] Berlin y el d.velop digital art award [ddaa].

AfN: Señor Lieser, ¿es usted tres directores en uno?

Lieser: Podría ser, pero yo diría más bien que soy director del Proyecto [DAM], que engloba estos tres aspectos del trabajo con el arte digital, así como el intento de conseguir una mejor comprensión del arte digital y el desarrollo del mercado para los artistas.

AfN: Siempre pensé que el Digital Art Museum era un museo en el sentido de un espacio físico donde coleccionar y exponer obras. ¿Por qué es el [DAM] un archivo web? ¿Quiere desarrollar también un museo físico?

Lieser: Parece muy obvio para el arte digital comenzar con un museo online. Tenemos la intención de valorar realmente a los artistas incluidos. Un equipo asesor de siete expertos se encarga de elegir a los artistas, así que escogemos con mucho criterio. A largo plazo sería muy interesante tener también un espacio físico para comisariar exposiciones de modo regular. En estos momentos estamos mejorando el museo online para que el archivo se oriente hacia el arte contemporáneo y para documentar por completo los primeros años en este campo.

AfN: En su página web www.dam.org se promueven las actividades clave: el archivo web, la galería privada y el premio. ¿Qué importancia tiene cada parte en su objetivo de promover el arte digital?

Lieser: Las actividades se financian en su mayoría a través de las ventas de la galería, así que ésta tiene prioridad, por supuesto. Llegué a Berlín en 2003 para poner el proyecto en marcha, al principio me centré en encauzar la galería, en establecerme y en desarrollar contactos con coleccionistas e instituciones. El segundo paso fue lanzar el d.velop digital art award [ddaa] en colaboración con el d.velop AG en 2005, que se corresponde con mi idea de dar una visión de conjunto del arte digital. La intención ha sido siempre dar a conocer el contexto de los artistas, ya que me di cuenta de que la mayoría de la gente con la que hablaba (periodistas, comisarios o artistas jóvenes) no sabían mucho acerca del contexto histórico del arte digital. Mucha gente no sabe que algunos de estos pioneros comenzaron en los años 60, y que Alemania jugó un papel muy importante en estos inicios. Dos de estas tres primeras exposiciones de arte digital se celebraron en Alemania, así que este país siempre ha desempeñado un papel importante en este campo. Este año hemos podido presentar el premio por tercera vez gracias al apoyo adicional de Haupt Pharma AG, kommunikation lohnzich y Kunsthalle Bremen.

AfN: Así que el tercer aspecto es el premio, fundado en 2005. ¿Qué significa el premio dentro del conjunto del proyecto? El archivo está claro; su objetivo es crear un mayor conocimiento sobre este campo, promovido a través de Internet. La galería es un punto de ventas, un punto de encuentro y un espacio de exposiciones. ¿Y el premio?

Lieser: Cuando desarrollé todo el concepto a finales de los años 90 y apareció online con el [DAM] en 2000, a muchos de estos artistas que habían trabajado en este campo desde finales de los años 60 nunca se les había reconocido su trabajo pionero, su perseverancia y su confianza en desarrollar una posición propia con este tipo de medios. Así que pensé que sería bueno hacerlo. Ya había premios, por ejemplo el Ars Electronica: un gran festival para la cultura digital en Linz que otorga un premio al arte digital cada año. Pero se basa en una competición, se premia una obra específica, no hay un premio para el trabajo de toda una vida. Así que esta era la idea: premiar toda una carrera para destacar a los principales pioneros de este campo. Los ganadores no daban crédito cuando recibían el premio. Muchos de ellos habían luchado mucho contra ideas preconcebidas, actitudes extrañas de comisarios y falta de conocimiento durante treinta años. Y de pronto llega alguien y dice "¡Eres genial, aquí tienes 20.000 euros, tendrás una retrospectiva en un museo!" Y se podía ver su emoción, no podían creérselo... lo que me indicó que estábamos en el buen camino con este tipo de obras. Por otro lado, el arte digital está cambiando, se está estabilizando mucho. ARTnews, una gran revista estadounidense, tenía en febrero un avatar, la figura de Second Life creada por Eva y Franco Mattes, la pareja de renombre internacional que trabaja con medios digitales y net art, y ARTnews lo pondría en portada. En el artículo cubrieron el campo del arte y los avatares de Second Life, la estética de Second Life y los artistas que trabajan con este tema, algo que ya se encuentra en el límite del arte digital. Debo decir que los estadounidenses son en este sentido mucho más valientes y avanzados de lo que somos nosotros aquí en Alemania.



Wolf Lieser y Marek Claassen

AfN: ¿Y su libro?

Lieser: El libro es una gran oportunidad que encaja perfectamente en el concepto de informar a las personas que no están familiarizadas con este campo y darles una idea sobre el arte digital, básicamente presentarles una introducción. Es un libro fácil de leer, tiene muchas imágenes y presenta a los principales artistas. Al principio pensaba que debía cubrir cada uno de los grandes artistas, pero eso no es posible, así que seleccioné importantes artistas de diferentes aspectos del arte digital y los incluí. Se puede leer en un tren o un avión y después se tendrá una idea de cómo se ha ido desarrollando el arte digital desde los años 60. Saldrá a la venta la próxima primavera en alemán e inglés, y la editorial planea traducirlo también a otros idiomas.

AfN: El ganador del d.velop digital art award [ddaa] de este año es Norman T. White, a quien se le conoce también como el padrino del arte electrónico de Canadá. Sus obras parecen máquinas o arte robótico. ¿Por qué fue elegido?

Lieser: White está llevando a cabo un aspecto totalmente distinto al de las personas que recibieron el premio en ediciones anteriores. Vera Molnar y Manfred Mohr trabajaban con dibujos de plotter y programación. White programa también ordenadores él mismo, y además construye sus propios robots que tienen diferentes tipos de comportamientos extraños. Su enfoque es muy divertido y es típico en este aspecto del arte digital: interactividad robótica, instalaciones y propia programación de robots.

AfN: En una entrevista con vernissage.tv en 2005 dijo que había establecido una plataforma para el arte digital en 1998. También comentó que el arte digital era un gran desconocido y que por aquel entonces no había mercado. ¿Qué ha conseguido hasta la fecha?

Lieser: Es indudable que se están produciendo cambios; estamos en un proceso en el que este campo del arte está ganando más reconocimiento. Ahora hay instituciones como Kunsthalle Bremen, que tiene una gran colección de arte informático de hace años con alrededor de 1.000 obras. El Victoria and Albert Museum en Londres ha comenzado a crear una colección. Tienen cientos de sketches de arte informático de hace años, dibujos, etc. En Estados Unidos es diferente, museos como el Whitney Museum of American Art o el Guggenheim Museum, ambos en Nueva York, fueron de los primeros en iniciar una colección de arte digital contemporáneo. Por el contrario, parece que los europeos están mucho más orientados hacia la historia, antes de llegar al presente cubren la historia primero. Así que en Estados Unidos se pueden encontrar instituciones como las mencionadas anteriormente, instituciones que cubren más el panorama contemporáneo, lo que está pasando ahora. Es algo parecido al Tate Modern, que ha encargado algunas obras. Así que hay diferentes estrategias.

AfN: ¿Cuántas galerías cree que trabajan en este campo? ¿Cómo de grande considera este mercado? ¿Existe un mercado de subastas para el arte digital, o hay un mercado primario? ¿Tiene alguna estimación sobre el número de galerías?

Lieser: Probablemente conozco a todas las galerías que trabajan en este campo. Hay galerías que no cubren necesariamente sólo medios digitales y otras que representan también a un artista que trabaja de forma digital. A éstas no las contaría, trabajan con pintores y fotógrafos también. Sin embargo, hay galerías que se centran en este aspecto del arte. Hay dos o tres en Nueva York, nosotros aquí en Berlín y hay otra en Brescia, Italia. También hay una joven galería en París. Todas están interesadas en este medio. No llegamos a diez, así que el mercado es muy pequeño, pero estamos ahí y es un mercado que sin lugar a dudas está creciendo. Si observa las tendencias que son fuertes y que se han establecido en el mercado mayoritario en estos momentos como la fotografía y la pintura, y es un joven coleccionista que mira a su alrededor, no querrá coleccionar cosas en las que otros ya se han centrado antes... Están buscando nuevas direcciones, y aquí hay una posibilidad de introducirse en un medio que representa a la nueva generación.

AfN: ¿Podría hablarme de un abanico de precios?

Lieser: Demasiado baratos, diría yo. Simplemente para darle un ejemplo sobre lo que estamos hablando, exponemos ahora a Manfred Mohr, tiene 70 años y muchos artistas jóvenes lo consideran un gran héroe: esta obra de software, en la que se incluyen un ordenador y dos pantallas, cuesta 24.000 euros. Comparado con el mercado general, debería costar unos 100.000 euros. Y puede comprar impresiones digitales únicas por 2.000 o 3.000 euros; plotters antiguos por 5.000 o 6.000 euros, hablamos de algo de los años 70. Y se trata de un gran pionero. Así que aún hay un abanico de precios razonable comparado con la importancia que tiene. Pero los precios han subido, los precios de la primera etapa de Manfred Mohr han subido en los últimos cinco años alrededor del 500% o 600%.

AfN: Lo primero que me llamó la atención cuando empecé a seguir este tema fue que hoy en día todo es arte digital, incluso la pintura es arte digital. Los artistas digitalizan el tema, lo desarrollan en Photoshop y lo proyectan en el lienzo. ¿Dónde está el límite? ¿A qué llama arte digital?

Lieser: Tengo que tratar este tema todos los días cuando llega un fotógrafo a la galería y dice: "Esta fotografía está online, es algo digital", pero esas obras no tienen mucho que ver con el arte digital. Por supuesto que todos los fotógrafos utilizan ahora estas herramientas... ¡Pero para conseguir una fotografía mejor! Lo que a nosotros nos interesa, y es así como definimos el término arte digital, es un artista que trabaje estéticamente con este medio, es decir, que no lo use para conseguir un resultado mejor en otro medio. Jeff Koons, por ejemplo, diseña sus pinturas en el ordenador, pero eso no hace que sea arte digital. Se podría decir que es collage. Se puede ver en sus pinturas la influencia estética del trabajo con Photoshop. Porque Photoshop está desarrollado por diseñadores y programadores de software y, por supuesto, definen la estética de sus herramientas. Así que un usuario de este software depende de ello. Un artista digital puro nunca lo haría, programa todo él mismo. De este modo crea su estilo único.




AfN: En el archivo [DAM] encontré un link a otras fuentes, por ejemplo, la página web www.computerfinearts.com. Uno de los artistas de la colección es Mendoza y la obra se llama "disco". Esta obra es una forma pura de animación de browser. En comparación con eso, tengo la sensación de que usted intenta centrarse en coleccionables como palabras impresas en papel. ¿Puede ver otras formas de representaciones artísticas que sean comercializables y coleccionables en el contexto artístico digital?

Lieser: Este es un aspecto de lo digital que también he tratado en el libro, porque hay muchas cosas emocionantes que están pasando en la web, todas gratis, ¡y es increíble ver las obras tan fantásticas que se encuentran! Pero lo interesante es que en el arte digital todo el mundo conoce a estas personas que trabajan con la web, y en el campo del arte en general casi nadie las conoce, no están tan establecidas. En la página web todo el mundo puede hacer clic y verla gratis, pero el problema es desarrollar un intercambio. He estado pensando mucho en este tema, y estoy convencido de que las cosas se tienen que desarrollar de una forma que o bien se alquila net art o software art o se descarga el archivo durante un determinado período de tiempo, es decir, pagar por tenerlo durante un año o algo así. Así que en medio, las galerías o los comisarios tienen que buscar posibilidades para desarrollar una base de intercambio entre la persona que experimenta este tipo de arte y el artista que la crea, y no se trata de sacar algo de ello, me refiero económicamente. Por supuesto, cuando empecé con la galería exponía principalmente dibujos de plotter e impresiones digitales. Ahora lo he ampliado hacia un trabajo que se centra más en la pantalla. Todavía hay objetos físicos que uno se puede llevar consigo y que pueden haber estado basados en la web en algunos casos.

AfN: Pero ese tipo de colección no es un disco duro, ¿verdad? Uno puede descargarse las obras de algunos artistas que están disponibles en la web y todo el mundo puede verlo, ¿pero es algo único lo que se colecciona?

Lieser: No, no es único. El coleccionista adquiere el derecho de incluirlo en su página web, y esto suele depender de los acuerdos que haya realizado; normalmente no es el único que tiene estas obras de arte en su página web.

AfN: Así que coleccionar arte digital es en cierta manera como patrocinar, dar dinero para algo bueno que se puede desarrollar, pero realmente no se tiene nada que se pueda llevar a subasta, ni tampoco un disco duro que se pueda subastar en Sotheby's, es un riesgo.

Lieser: Sí, es un aspecto de todo el conjunto. Pero mire a Tino Seghal con sus representaciones, lo que vende no es coleccionable. Se trata del mismo concepto y él lo está llevando todavía más lejos porque no está en la web. Él explica su concepto a la otra persona, la idea de su representación, sólo en palabras. Eso es todo lo que tiene. Pienso que tener un bien tangible es una idea muy antigua: mire lo que tenemos en nuestros ordenadores, nuestro correo electrónico, nuestras películas, nuestra música, nuestros cuadros... todo con nosotros, justo ahí. ¿Por qué no también el arte? ¿Por qué no descargarlo por un determinado período de tiempo? ¿Por qué no implicarse en él como lo hacemos con la música? Creo que hay que hablar con la gente, darles una nueva idea y explicársela, hacérsela entender, si no la siguen no pasa nada. Pero la nueva generación, que ahora tiene 20 o 30 años, se siente naturalmente más atraída hacia este tipo de obras porque siente que es parte de su vida diaria. Está más involucrada en la cultura de clubs, conoce a estos artistas que trabajan con las artes visuales, el sonido y la música, todo basado en los ordenadores, y todo esto está muy relacionado. Así que el paso para tener una obra de software en la pantalla de su casa es muy pequeño; parece mucho más increíble que colgar un cuadro abstracto en la pared.

AfN: He reunido a algunos artistas que usted mencionó en la página web del [DAM] y he hecho un ránking basado en nuestro sistema de ránkings. Los primeros son Manfred Mohr y Vera Molnar. ¿Por qué?

Lieser: Manfred Mohr y Vera Molnar son dos artistas que empezaron en 1969, son muy pioneros y se han establecido en el mercado en la línea del arte constructivista, ya que han estado en este sector 30 años. Cuando todo este campo de constructivismo estaba bajando en el mercado, nosotros, las galerías de medios digitales, adelantamos que ellos eran muy importantes en el campo del arte digital, y eso ha vuelto a lanzar sus carreras. Son los artistas que están más establecidos en el mercado, ¡pero los más jóvenes les están alcanzando!

AfN: Resulta relativamente fácil descubrir a los pioneros del arte digital. ¿Cómo se selecciona a los artistas digitales hoy?

Lieser: Yo diría que con la misma base que cualquier otra galería decente, se siguen criterios que no son exclusivos del arte digital. Se observa la unicidad, todo el lenguaje artístico que el artista ha desarrollado, la forma tiene que acompañar al enfoque conceptual... si alguien hace algo que otros han hecho antes, resultaaburrido. El resultado es un abanico muy amplio: esculturas, arte robótico, prints, net art, software art, instalaciones interactivas... Es un campo verdaderamente interesante.

AfN: Señor Lieser, muchas gracias por la entrevista.



Entrevista: Marek Claassen

Traducción: Alba Liñeira Otero
  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales