Language and login selector start
Idioma
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Language and login selector end

Entrevista con Celina Nogueras, directora artística de CIRCA Puerto Rico


Celina Nogueras

La sorprendente pujanza del arte de Puerto Rico, sorprendente si tenemos en cuenta el tamaño proporcional de la isla, se fundamenta en la extraordinaria calidad de sus artistas y en el elevado número de coleccionistas de alto nivel con el que cuenta. Pero esta materia prima requiere de profesionales que sepan cristalizar una estructura cultural estable que permita su desarrollo.

Celina Nogueras Cuevas representa un esfuerzo por dar voz propia a manifestaciones culturales que vayan más allá del propio mercado. Junto a su colaboración en CIRCA desde su primera edición, Celina está implicada en proyectos tan heterogéneos como Graphopoli (bienal de arte urbano) o el Proyecto de Arte Público de Puerto Rico, entre otros.

Este año, como co-directora artística de CIRCA, vuelve a hacerse cargo de CIRCA LABS, un proyecto en el que tienen cabida desde el graffiti hasta el tatuaje y que tiene la clara intención de hacer partícipe al gran público en la semana grande del arte puertorriqueño.



AfN: Comentaba hace unos días Roberto José Nieves (presidente de CIRCA) que el problema de Miami era que concentraba toda su actividad artística en diciembre, y durante el resto del año casi no sucedía nada. ¿Ocurre lo mismo en Puerto Rico?

En Puerto Rico pasa un poco algo similar, y creo que eso es algo que se extiende a todas las ferias de arte, en el sentido de que son un motor tan potente que obviamente arrastra muchas cosas consigo. Muchos de los proyectos que se hacen tienen que girar en torno a ese evento por la visibilidad que tiene.

Sin embargo, en Puerto Rico sí que se hacen otros proyectos. Este año estuve trabajando por ejemplo en el proyecto Graphopoli, la Bienal de Arte Urbano del Museo de Arte de Puerto Rico, un evento con muchísima visibilidad en términos del exposure que tuvo tanto en Puerto Rico como fuera. Era un proyecto de obras de arte urbano monumentales en tres municipios de Puerto Rico, prácticamente de esquina a esquina de la isla.

Pero es verdad que la configuración de las ferias de arte las convierte en el motor de otras muchas actividades y crean como una euforia colectiva, ya que todo el mundo quiere ser partícipe y mostrar sus mejores galas.

AfN: ¿Cuál es la relación entre la escena artística puertorriqueña y la estadounidense?

No doy mucha importancia a la relación particular entre ambas escenas, porque creo que el interlocutor hoy en día es el mundo, no necesariamente EEUU, Puerto Rico, Europa o Latinoamérica. Vivimos en una sociedad global en la que, con el acceso tan rápido e inmediato que tenemos a las comunicaciones, se dan conversaciones entre artistas con temáticas, estéticas o técnicas similares desde cualquier punto del mundo. Obviamente, cada artista cuenta con un bagaje cultural del cual no puede escapar, pero las comunicaciones han abierto esa brecha y los artistas de Puerto Rico se sienten igual de interesados en conversar con EEUU como con Europa o Latinoamérica porque, como dije, el interlocutor es el mundo.



CIRCA'08

AfN: ¿Qué argumentos ofrece CIRCA ante el exceso de ferias de arte en el calendario?

Cada feria va a tener que ir enfocándose en nichos particulares, es una condición de los tiempos que corren. Parece que cubrimos un sector importante al ser una feria íntima y pequeña; ya hay gente a quien no le interesa tanto el estar expuesta al monstruo en que a veces se convierten las ferias supergrandes, con 20 ferias paralelas que llegan a asfixiar, y que cree que es mejor ir a un lugar contenido, de fácil recorrido, donde sientes que puedes conversar y conocer a todo el mundo y se crea esta relación familiar. Una de las cosas importantes que ofrecemos es menos cantidad pero calidad y servicio; servicio en términos de conocer a las personas, el one to one, cómo te relacionas con el país. Los coleccionistas hacen actividades públicas o, si no, hacen actividades pequeñas para esa gente, los hospedan en sus casas... es una relación bien familiar que me parece que sirve de alternativa. Por otro lado, es un hecho que Puerto Rico tiene un alto atractivo para los europeos, tanto para el galerista como para el turista, y aquí hay una gran cepa de coleccionistas. Tenemos la ventaja de que tenemos el dólar americano (a la hora de las transacciones), el clima, la cordialidad de la gente, la gastronomía... son una serie de factores que configuran una experiencia muy atractiva, interesante y exótica para el europeo.

AfN: ¿Cuáles son los estándares en los que se han basado para realizar la selección de galerías?

Nos basamos en la trayectoria de la galería, ferias en las que ha participado, qué artistas tiene en su programa, que tipo de exposiciones organiza, si tiene conexiones o ha hecho alianzas con museos y diferentes instituciones... Y la línea general de la feria es la del arte contemporáneo joven, por lo que los artistas y propuestas deben ir en esta dirección.

AfN: ¿Qué repercusión puede tener en CIRCA el contexto económico actual? ¿Cuáles son las expectativas para este año?

Pues evidentemente la feria se tiene que ajustar a la situación: hemos tenido una reducción del 15% de galerías, ya que preferimos que sean pocas pero que las que vengan salgan satisfechas. Uno tiene que hacer sus ajustes, porque es importante en aras de poder salir airosos en este año tan difícil. Por otro lado, es muy alentador que en Puerto Rico el proyecto haya ganado y siga ganando credibilidad: la empresa privada está cada vez más comprometida, cada vez más público quiere asistir, y vamos haciendo talleres de capacitación de arte contemporáneo a lo largo del año que redunda en la creación de nuevos compradores de arte. Estamos realizando la propuesta CIRCA LABS, que incluye desde tatuajes, pintura de ropa, música en vivo, styling, recortes... todo ello gratuíto, para el público general. Nosotros estamos apostando por solidificar ese área para convertir CIRCA en un evento cultural de masas. De lo que se trata es de buscar cuáles son nuestras fortalezas y debilidades y actuar en consecuencia. El año que viene daremos el paso de mudar la feria a enero, para despegarnos de ferias como Armory, Chicago, México... Aquí en Puerto Rico tenemos un clima tremendo, y para mucha gente que huye del frío va a ser mucho más atractivo venir a CIRCA.

AfN: Se ha comentado mucho la fortaleza proporcional del coleccionismo en Puerto Rico; ¿está sirviendo esto de estímulo para los artistas locales? ¿Se implica el coleccionista con la producción puertorriqueña, o se centra más en lo internacional?

Es un coleccionista internacional que mira particularmente al artista joven de Puerto Rico. En Puerto Rico se está produciendo un cambio generacional importante para los artistas. Hace 20 ó 30 años, los grandes artistas de Puerto Rico tenían muy poco contacto con el mercado y el contexto internacional, y su referente era siempre el mercado local. Había muchos coleccionistas que apoyaban a estos artistas y a partir de ellos creaban sus colecciones exclusivamente con arte de Puerto Rico. Entonces empiezan a surgir una serie de coleccionistas que empiezan a educarse y a visitar las ferias internacionales y adquieren obras del mercado internacional. Esos artistas van transformándose gracias, como te hablé, a las comunicaciones, a que se van fuera de Puerto Rico a estudiar, tienen más contactos... y esa cepa joven, que lleva trabajando los últimos 10 años, va insertándose en el mercado internacional. Por lo mismo, el coleccionista que antes se centraba en Puerto Rico va transformando su mirada, va estudiando la trayectoria del artista, que ahora tiene una carrera internacional, y el que coleccionaba arte internacional y no se interesaba tanto en el arte de Puerto Rico se interesa en apoyar esa carrera del artista, le compra ahora y le apoya para que se mueva internacionalmente. En Puerto Rico hay dos cosas fuertes ahora mismo, y son que, por un lado, producimos muchísimos artistas y, por otro, hay muchos coleccionistas reconocidos, en proporción a la población que tenemos. Pero hay otros factores importantes en los que estamos aún algo débiles: las figuras del curador, el crítico de arte, el promotor, galeristas internacionales de renombre... son cosas en las que estamos trabajando para llevarlas a otro nivel.

AfN: ¿A qué artistas puertorriqueños actuales me recomendaría no perder la pista?

Pues entre otros te puedo mencionar a Enoc Pérez, Melvin Martínez, Miguel Luciano, Bubu Negrón... de los jovencitos Sofía Maldonado, Edgardo Larregui...



Pensum, de Priscilla Monge

AfN: Ha mencionado antes la sección CIRCA LABS, comisariada por usted, que tiene por objeto el arte público. También organizó, como ha señalado, Graphopoli, la Bienal de Arte Urbano de Puerto Rico. ¿Qué es lo que entiende usted por arte público?

Yo trabajé en el proyecto de Arte Público de Puerto Rico, un proyecto gubernamental donde se instalaron más de 70 obras de arte público no-efímero (mosaicos, esculturas...). Además, siempre he sentido una inclinación hacia el graffiti y hago Graphopoli, una bienal de arte urbano con obras en espacios públicos monumentales. Por otro lado, soy editora de una revista de arquitectura, así que siempre he tenido esas preocupaciones sobre urbanismo, sobre el espacio público, el espacio de convivencia y, obviamente, el arte. Existen grandes cuestionamientos sobre qué es lo público y sobre si el graffiti es o no arte público, y eso en base a muchísimas conceptualizaciones y pensamientos sobre lo público y lo privado, en una época en que vivimos en el Facebook, donde no dudamos en exponer en todo momento nuestra privacidad. Lo que quiero fomentar que ocurra allí son obras de interacción con el público, u obras como por ejemplo fotografías de skateboarding, un evento que ocurre en el espacio público, porque se quiere plasmar no sólo el hecho físico sino la gestualidad y la serie de interacciónes que ocurren en el espacio público. Tenemos tatuaje, con la gente de Miami Inc., que no es otra cosa que una historia que está ocurriendo en tu piel y que es de acceso público... El objetivo es hacer ver que el arte público no es sólo una cuestión de esculturas públicas, sino que puede ser muchísimas cosas.

AfN: ¿Pero no radica gran parte de la fuerza del arte público precisamente en lo impredecible de su diálogo con el entorno? ¿No se corre el peligro, al institucionalizar por ejemplo el graffiti, de estetizarlo, de quedarnos sólo con su vertiente estética?

A mí me parece que no, en el sentido de que el graffitero siempre va a ser graffitero; el graffiti, además de un comentario personal, es un comentario sobre el espacio público, y a mí me parece que ésa es la mayor fuerza que tiene: actúa sobre espacios en deterioro, sobre lugares de transición... y hacerlo en lugares autorizados, para mí, no le quita la fuerza. Sí, obviamente, subraya un carácter estético mucho más marcado, eso es correcto, pero yo no pienso que esto le quite la fuerza.

Algo que dijiste que sí es importante es esa relación e interacción con el público, que es una de sus fuerzas y su intención última. Estamos llevándolo por primera vez a un centro comercial, a donde va la gente con otra mentalidad. La idea es que sea un proyecto no sólo dirigido al mundo del arte, que en cierto modo se lo espera, sino al público que acude a un centro comercial y que de pronto se encuentra con esto. Es un proyecto pionero en Puerto Rico, y me parece que en otras partes del mundo, de alguna manera, también lo es. Es un proyecto completamente aparte, en el cual va a haber muchas sorpresas para el espectador, que me parece que es un poco lo que debe hacer el buen arte público.


Entrevista: Raúl Molín López

www.circapr.com

  • ArtFacts.Net: la experiencia al servicio del arte

    Desde sus comienzos en 2001, ArtFacts.Net™ ha desarrollado una exhaustiva base de datos de artistas a través de sus colaboraciones con galerías, museos, ferias y asociaciones de marchantes de arte nacionales e internacionales